Andrès Riveiro’s Weblog


Barcos poco marineros.

Si en el anterior post entregado atrasadamente comente la ultima cosecha, en esta nota añadida al cuaderno invitare a la primera cosecha venidera. Han sido días estos primeros en los que ya he tenido el honor de besar el mar con mis labios, estaba cálido y salado, mientras que la nieve desafiaba a la salobre arena. Mi protagonista de hoy, es un fruto de la tierra al cual los hombres de la mar deben mucho y están agradecidos. Es un fruto que hace apenas unos dos siglos que se gano su bautismo de alta mar. Fue un bautismo propiciado por un miembro de las tierras altas de una nación celta, que aun hoy conserva orgullosa sus tradiciones y pelea con un bravo mar común a la vez unitivo a las naciones donde la cultura de los keltoi continua arraigada. Adquiere todo su estrellato nuestra protagonista en un siglo, que bien definido fue como el siglo de las luces. Fue un siglo en el que se realizaron espectaculares viajes, como la expedición comandada por el mas ilustre de los prisioneros de los calabozos del único castillo, que hoy queda en pie en esta ciudad de cristal, ese ilustre prisionero del castillo de San Antón das Animas fue Don Alexandro Malaspina. Fue un siglo el XVIII en el que la navegación a vela alcanzo su pleno esplendor, fue un siglo en el que la Armada de la corona española domino los mares, gracias indudablemente al mas valeroso marino de guerra español de todos los tiempos Don Blas de Lezo. Un hombre a quien sus enemigos denominaban despectivamente el capitán “Patapalo” o “Mediohombre”, debido a las consecuencias de las numerosas heridas de guerra y amputaciones sufridas en el desarrollo de su valerosa carrera militar, Don Blas fue un autentico lobo de mar , tuerto, manco y cojo , participo en las batallas navales mas importantes de la época y comando dos naves con nombres muy vinculados a esta tierra , el “Santiago” y la “Galicia”, siendo esta ultima la nave capitana con la que alcanzo la mayor victoria militar en los mares de la Corona de España. Don Blas de Lezo se alza contra todo pronostico como el vencedor de la batalla naval desarrollada en las caribeñas costas de la hoy colombiana ciudad de Cartagena de Indias, en el año de gracia de 1741 donde Don Blas con solo seis naves y 3.000 hombres, derrota a la segunda flota de guerra mas grande de todos los tiempos, compuesta por 24.000 hombres y 2.600 cañones dispuestos en 186 barcos de guerra, siendo solo superada esta flota por la participante en el desembarco de Normandia durante la segunda guerra mundial. Don Blas de Lezo, pone así fin a la denominada guerra de la oreja de Jenkins, una guerra iniciada años atrás por el capitán de origen gallego Julio León de Fandiño, cuando corta años atrás la oreja al pirata ingles Jenkins en aguas de la Florida por aquel entonces colonia de la corona española, tras la gloriosa victoria de Don Blas, queda garantizado durante mas de medio siglo el dominio de los mares, por los navíos de la corona española hasta el desastre de Trafalgar ,donde moriría la flor y la nata de la marinería de guerra al servicio de la corona española. El nombre de Don Blas de Lezo también esta tristemente vinculada a esta Costa da Morte, esta vinculado desde aquel once de Junio de 1932 donde un crucero con su nombre encallo en los bajos do Centolo cuando en marea baja en una mala maniobra, dirigida en marea baja por su capitán Antonio Guitian lo hace encallar , aquel naufragio se desarrollo sin victimas, en las cercanías del faro que indica el fin del mundo conocido y muy próximo a las rocas donde se desarrollo el naufragio mas sangriento de nuestras costas el protagonizado por en el siglo XIX , mas concretamente por el acorazado ingles, un barco al que ya precedía su fama de poco marinero. “The Captain””en la madrugada del 7 de Septiembre de 1870 , cuando una suave galerna de verano sepulto a 471 hombres en esta nuestra mar.
Pero no nos distraigamos y volvamos al siglo XVIII, que sera el que marque a nuestra invitada a la bitácora hoy. En el siglo XVIII indudablemente los grandes protagonistas fueron los denominados navíos de linea y los hombres que los tripularon en unas condiciones claramente infrahumanas. Es la época dorada de la construcción naval en el golfo Artabro, protagonizada indudablemente por los Reales Astilleros de Esteiro , de estas aguas saldría pues la columna vertebral la flota militar española encabezada indudablemente por el navío “Santa Ana” con tres puentes y 112 cañones. En esos tiempos me imagino la majestuosidad del Escorial de los mares fabricado en los astilleros de La Habana , que visito este golfo Artabro para corregir defectos de su construcción, el denominado Escorial de los mares fue el navío de linea “Nuestra Señora de la Santísima Trinidad”, que con sus cuatro puentes y 142 cañones , siempre fue muy poco marinero y presento una tendencia a la escora. El “Santísima Trinidad” fue sin ningún tipo de dudas el mas bello velero que surco estas olas, quiero imaginármelo pasando a todo trapo, frente a la punta Saldoira en un atardecer acompañado de los hermanos del Santa Ana , rumbo a la bahía de Algeciras allá donde nuestro fundador Hércules forjo las columnas.
Pero frente a esa inmensa belleza poética del cuadro romántico, la vida de los hombres que surcaron los mares era terrible y completamente insalubre. La mayoría de las bajas de la marinería de la época no provenía del fuego enemigo o de la ira de Neptuno, Eolo y Zeus. Era una época aquella en que para embarcar en una travesía oceánica era obligado en los barcos de la Corona Española antes de enrolarse la obligada confesión y católica eucaristía a fin de prevenir males mayores. Quizas la mayor de las bajas las provocase el temido escorbuto, erradicado en los postrimeros días del siglo XVIII gracias al medico de origen celta mas concretamente de la zona que habitaron la tribu de los Escotos , el escoces James Lind quien empleo para curarlo a nuestra ansiada invitada a la bitácora. Llegados a este punto mas de uno ya sabrá que hoy toca naranjas Si hoy foto de las naranjas que recogí este pasado fin de semana , en una tierra muy cercana a esa punta Saldoira. Llegados a este punto dedicare el post a mi primo Antonio de profesión marino y que conoce las aguas donde cayo la gloria de la Armada española como la palma de su mano y que estos días se prepara y repara para otra dura campaña en el Indico.
Por cierto sabíais que el patio de los naranjos de Córdoba fue plantado en el siglo XVIII. Casi me olvido que escribía sobre el Citrus siniensis, es que estos días he andado de cumpleaños y me voy haciendo mayor, disculpadme.



Escrito con un dedo en agua de mar y los pies en el cementerio judío.

Estas noches el frío aulla temprano , mi dedo toco ayer el rocío helado, sintiendo siete cuchilladas dadas de mal paño, en mi extremidad, estos días con la mano zaherida, he sido una alimaña guarecida, he devorado anaqueles, manoseado paginas, mientras en el exterior de de la madriguera , las calles se iluminan con adornos temporales , relativos a las datas, en los altavoces rechinan mas que escuchados villancicos infantiles relativos a la fecha. En los umbrales de las puertas de los comercios se asoman abetos adornados, abetos que en numerosas ocasiones son arrancados para su sacrificio en el nombre de la paz y del amor .Los dinteles se ornatan con lazos de colores chillones y de ellos en ocasiones se sustentan ramas de acebo.Bajo las cuales se besan las parejas , en muchas ocasiones llamándolo falsamente muérdago.Una vez mas llega el solsticio y tenemos que celebrar nuestras fiestas y combatir el frío en esta ocasión con comidas copiosas,fraternales abrazos,besos en las frentes y mejillas,tertulias grandiosas, que nos unirán cada vez mas a los nuestros ayudando así mas a la memoria del tiempo y estos días se agradece el calor, sea de la amistad, de la fraternidad, del fuego…
Estos jornadas han aparecido súbitamente, mientras me he refugiado en mi salón a esperar con calma la recuperación de mi extremidad, que ha reposado convenientemente en vasos de agua marina llegados playa asentada y custodiada por un faro inactivo y un castillo desvencijado que se se encuentran cercanas a esta mi en este mi hogar invernal situado en la moderna urbe de los Artabros . son tiempos en los mis pies han estado paseando sobre antaño cementerios judíos medievales hoy fenecidos, sepultados por el moderno muelle de San Diego , llegando adelante hacia decrépitas ermitas, faros desolados y baluartes abandonados, a la orilla de las arenas de la playa donde provienen las salutíferas aguas que alivian mi fractura digital. Al pasear sobre el antiguo islote de los judíos me pregunto si allí reposaran los restos póstumos de Moses Ibn Zabara , judío coruñés y quizás el mejor calígrafo judío de todos los tiempos que residió en esta ciudad en el siglo XV y que con sus manos ilumino y escribió en esta ciudad la mas bella Biblia Judía de todos los tiempos, una Biblia que hoy reposa en los ilustres anaqueles de la biblioteca Bodleian perteneciente a la prestigiosa universidad de Oxford. Una venerada obra de arte , reverenciada como la mas bella joya que acoge dicha Biblioteca. Una orfebrería caligráfica que en tiempos que se avecinaban como terribles para los hebreos residentes en la península ibérica, perteneció a un ilustre y acaudalado judío coruñés de origen lusitano llamado Isaac de Braga, quien la recibió como regalo de su padre Sholomon, quien en 1475 defraudado por no poder haber llegado a buen puerto sus negociaciones, para adquirir la hasta entonces mas fastuosa Biblia hebrea manuscrita hasta entonces , la conocida como Biblia de Cervera, por ser ese el nombre de la ciudad portuguesa en la que fue escrita. La biblia de Cervera residía en aquella época en nuestra ciudad. Lo que si consiguió el atribulado Sholomon fue que el mas notable escribano judío de la época Moses Ibn Zabara la copiase en su taller . El ilustre miembro del mas prestigioso gremio de escribanos judíos de Europa en esos tiempos, tuvo la brillante idea de que la obra fuese iluminada por el iluminista de mayor fama de estos pagos Joseph Ibn Hayyim, entre los tres desarrollaron una verdadera obra de arte, venerada y estudiada por expertos hebraístas, filólogos, teólogos, historiadores y un largo etcétera de estudiosos. Es una biblia en la diáspora ajena a las tierras donde fue concebida. Es mas, hasta su nombre veraz se ha difuminado en el tiempo, hoy es conocida como la Biblia de Kennicott por ser ese el nombre del pastor evangélico que de forma harto misteriosa obtuvo la que hasta entonces se denominaba Biblia de La Coruña en el siglo XVIII. Mientras mi cerebro cabila sobre libros perdidos, mis pies llegan a un puntal que ejerció de noray, para las maromas de los bajeles que reposaban para tras el reposo continuar con las travesias, en sabe Dios que remotos lugares. Asombrado desde este punto de la bahía compruebo una vez mas como las eternas olas embravecidas rompen en la peña del Canabal ,siendo vecina próxima ,esta peña del minúsculo faro de Mera que aboca junto con la torre de Hércules y la baliza de Punta Fiateira al barco de pasaje mas grande del mundo, al gran puerto de los Artabros, en el llegan modernos peregrinos que acuden a abrazar al patrono de los peregrinos en terrenos de la reina Lupa. Empieza a llover una vez mas con lo cual mis pasos y mis pensamientos se dirigen hacia la escritura digital en la mas que intermitente bitácora, que escribo a ratos libres y que en estas frías calendas he una vez mas descuidado. Mi invitada de hoy lucia hermosa al cielo este fin de semana en algún lugar indeterminado de una casa que he heredado en un paraje mágico desde el cual en el horizonte se otea ese pedazo de mar que algunos denominamos “Costa da Morte”. Las ramas y los frutos de la invitada de hoy no adornaran ningún dintel ni ninguna mesa en estas fechas , ya que son mi presente navideño para aquellos que alegran mis oídos en primavera con sus trinos y que se que en estas épocas andan escasos de alimentos. Mi invitada de hoy es una hembra denominada Ilex aquifolium y vosotros lo conoceis como acebo.Escrito esto y perfilada la silueta, para todos los que leyeseis esto sabed que os deseo como se dice por estas tierras un Bo Nadal.



Sobre el nombre de la bestia y la cornucopia para Marieta.

De nuevo las lagrimas del que cultiva las nubes caen sobre el rostro tímido y empañado de mi ventana, la lluvia me persigue , los claros son amartilleados por las olas labrando el paisaje agreste y pedregoso, las bahías se tornan refugios. La lluvia es mi compañera, una oscura compañera, en una noche que la luna se ausenta para visitar los sueños de sus amantes. Cuando era niño a estas horas contemplaba embelesado las chispas del fuego, mientras los potes recibían el calor que habían de transmitir a los destemplados buches de bestias y humanos, los niños de la tribu recibíamos nuestra educación oral transmitida por versos de primorosos druidas que alimentaban las mas bellas fantasías imaginadas por mente humana. Eran historias todas basadas en hechos reales perdidos en la bruma de los tiempos, que la tradición oral de mi tribu enriqueció y adapto acorde a nuestras necesidades didácticas. Aquellas historias que nuestros ancestros regalaban cantadamente a nuestros oídos eran moralizantes y ejemplarizantes para prepararnos frente a ese mundo, en el que la lluvia caía eterna e inmisericorde al otro lado del cristal, un cristal critico en el que en las noches se escuchaban los aullidos de las bestias mezclados con los de las animas condenadas a no hallar el descanso eterno. Eran noches en las que en mis sueños se aparecían las imágenes que identifique años después, al descubrir a la madre de las bestias en un anaquel de una librería de viejo, en una vetusta ciudad arzobispal galaica donde el camino casi rinde a su fin, con un abrazo y un cabezazo. Es una ciudad de piedra , donde la lluvia es arte y las bestias descritas en ese tratado, alcanzan el cielo sobre nuestras cabezas, escupiendo sobre nosotros en forma de musgosas gárgolas labradas fabulosamente durante siglos por maestros canteros que nos dejaron mil historias escritas en el mas voraz y recio granito, historias que están por leer para los miles de peregrinos que acuden a descubrir la magia de la lluvia, en la ciudad del campo de las estrellas , a dos jornadas a pie del fin del mundo.
El libro descubierto en aquel desvencijado y horadado anaquel de aquella vetusta librería , reposa hoy en mi biblioteca , es un libro que es la madre de todas las bestias. Unas bestias recopiladas originalmente por un autor griego cuyo nombre permanece desconocido para nuestros ojos, tragicamente perdido , así como la biblioteca en la que fue escrito y la antorcha que lo ilumino en su génesis se extinguió. Mi libro hoy desconocido , en la edad en la que la escritura formaba parte del secreto monacato, mi libro fue un autentico best-seller, únicamente superado por la Biblia en los rancios atriles que los albergaron durante aquellos fangosos años de la bitácora humana. Mi “Physiologus” , ese es el libro, es una copia mas del original, una copia de otra copia que atesora los errores de los copistas, muchos de los cuales eran meros dibujantes analfabetos a la par que orfebres del alfabeto, en sus miniadas laminas. El “Physiologus” fue en sus buenos años fuente de musas, que nunca el Parnaso conocieron. Musas que iluminaron creaciones de artistas como Hyeronymus Bosch, relatos como el “Libro de las maravillas” de ese fabuloso viajero veneciano que fue Marco Polo, hasta un sin fin de anónimos canteros que voluminaron la piedra con los contenidos del “Physiologus” en millares de pétreos muros. El “Physiologus” es un tratado sobre la naturaleza, la naturaleza de las bestias, es un libro iluminado con ilustraciones y rancios comentarios ejemplarizantes sobre cada bestia así como su descripción y retrato, así como una serie de consejos sobre su caza y captura. El “Physiologus” sera el promotor de los libros de bestias, iniciando el genero de los ricos bestiarios medievales. Este curioso e intrépido libro de zoología medieval, esta sobresaturado de seres mitológicos , provenientes de muy dispares culturas que abarcan el mundo conocido en aquellos tiempos . Suma el “Physiologus” una inmensidad de mitologías bizantinas,griegas,latinas,africanas,egipcias,hindúes,arameas, parsís y un largo etcétera de mitologías llenas de bestias en muchos casos cornudas.
Como cornudo era Pán el chivo burlón, hermano de leche del divino hacedor de tormentas que gobernó en el olímpico monte en la imaginación de los antiguos griegos. Zeus aquel divino hacedor de truenos que fue amamantado maternalmente por la tierna cabra Amaltea. Un día Amaltea como buena cabra loca fracturo uno de sus cuernos, y así con el cuerno roto entre sus pezuñas presentase ante el olímpico gobernante, quien la eleva a los cuerpos celestes convirtiéndola en la láctea constelación de Capricornio que podéis ver en los cielos estrellados ausentes de Selene .Con el cuerno de la dulcinea Amaltea , el que forja los truenos que a estas horas hacen vibrar plañidero el cristal empañado de mi ventana, con ese maternal cuerno Zeus, el atronador fabrico la cornucopia.
La cornucopia es el mágico cuerno de la abundancia del cual provienen todos los bienes y que según algunos relatos perteneció a diversos miembros del olímpico panteón. Si bien los griegos tenían su residencia divina, los galaicos no podían ser menos y ubican estos celtas la residencia de sus dioses en el monte Pindo , un megalítico monte desde el que se domina una costa llamada por los intrépidos que osan surcarla: “Costa da Morte”. Custodian este olimpo particular los feroces guerreros Nemancos, tan bravos como las olas que esculpen mitológicas , en sus mágicas piedras tantas veces nombradas por la memoria de los ancianos druidas.
Hoy la invitada es conocida por algunos forasteros en la materia botánica como cuerno de la abundancia. A decir verdad esta vulgarmente conocida cornucopia , a la cual otros por su belleza llaman calas, crece y florece como una feroz bestia en los terrenos húmedos. Pertenece a la familia de las Araceae , fácilmente reproducible por división de sus bulbos rizomatosos, originaria del sur de África, su elevada toxicidad hace que sea ignorada por la mayoría de los depredadores excepto por los caracoles y babosas que la consideran un manjar. Su nombre veraz es Zantesdeschia aethipica
Me place dedicar este post tan bestial a mi querida Marieta, primera bailarina de mi bóvido ballet, la cual en su alimentación prefiere los alimentos en conserva, lease piensos y hierba ensilada. Aunque también gusta de leer en el periódico las cartas al director y rumiar alguna noticia. Para ti Marieta con cariño, inolvidable cabra loca. Este post fue escrito en el día de la bestia, un viernes 13 con humor y cariño. Besos Marieta.ag 003



Escrito antes de que la noche oscurezca, para hablar sobre los frutos exoticos.

Alcanza hoy Selene el argénteo esplendor en el silencioso firmamento, su rostro sereno es umbroso y desfigurado por los cúmulos ensombrecidos , empujados a salivazos por el fatídico Eolo . El telón de fondo encapotado en siniestros y oscuros cirros empuja la borrasca que oculta Venus, la atmósfera y la fecha empujan a la reflexión, la reflexión empuja a la memoria, la memoria al recuerdo todo ello instintiva y carnalmente se convierte en tinta digital derramada sobre las bitácoras. Cerridwen , Berenice, Oshun y Fata Morgana son cuatro viejas brujas que a estas horas toman una edificante infusión de salamandra negra, sentadas sobre sus escobas, balanceando en el aire sus peludas piernas , mientras que observan como Golum expulsa la bestia triunfante de la ambición para convertirse en un pérfido ser habitante de las tierras cenagosas. Saborean extasiadas el acre sabor de la salamandra, necesaria para desarrollar esas hermosas vellosidades en sus purulentas verrugas, mientras sus largos y cónicos capirotes se mecen al favor del rumbo del viento dominante. Hoy es noche y bitácora de brujas que siguen marcando tendencias en la moda con ese siempre elegante color negro. Hoy es noche de bromas y guiños, de fraternales abrazos.
Es una noche en que macabras y descerebradas calabazas naranjas iluminan con tenue luz las impolutas paginas de los cuadernos dispuestos a ser marcados y cifrados por las defensas de los kraken. Cuadernos surgidos de la solitaria y libertaria imaginación, que reflejaran sentimientos destinados a ser digitalizados y soterrados, en filosas y desangeladas bibliotecas publicas. Cuadernos impresos para ser encerrados la cruel mazmorra del anaquel , que serán custodiadas en cruel prisión por cualquier discípula engreída y errada de las danzarinas musas. Hoy es noche oscura que envuelve misterios de los hombres y de las almas . Es noche en la que bromas inocentes y crueles alivian el sadismo de los humanos. Es noche en que las almas tornan pena disimulada con fragantes flores frescas que homenajean en graníticas lapidas a quienes perviven en nuestros sentimientos y humedecen nuestras mejillas con la salada y limpiadora lagrima. Es noche en la que los lobos daban un ultimo aliento aullido, para fenecer en cruel trampa en resoluta lapidación motivada por la supervivencia humana, frente al cánido depredador. Traicionado y mordido por los de su estirpe domesticada, engañado con sutileza por los balidos de un inocente cordero ubicado en el centro de un foso. Un foso para bestias ubicado a los pies de la torre de fuego que ilumina el cabo Vilan , una torre de fuego protectora y salvadora, para aquellos que en sus aguas osan aventurarse a la caza de los hijos retorcidos y cabezones del sucio kraken. Una torre de fuego que ilumina los peligros de los sacrificios humanos en forma de naufragios, que empujan a las las graníticas cruces que salpican esta “Costa da Morte”, llenando nuestras costas no solo de restos humanos diversas mercancías y un sin fin de paseos por los sueños rotos. Una costa salpicada de temerarios cormoranes desafiantes de cualquier tipo de gravedad . Una costa de la que zarparon hombres con patente de corso, rumbo al mexicano puerto de Veracruz con un ahora antojado romántico bergantin abanderado bajo una bandera pirata negra erecta en el mástil con dos tibias cruzadas y un cráneo de cualquier Gerión perdido. Un negro bergantin embreado y fabricado con nobles frutos de estas costas que orgulloso enarbolaba en su proa estilizada y lustrosa cual cormoran, ostentaba su nombre: “La Constancia de Galicia” . Cuyo patrón era un tal Ambrosio…
.
Es una noche de truenos, de viento de cuentos y de litúrgica memoria para las animas, una noche en la cual almas en pena ebrias, se deslizan vestidas cual burlescos imitadores disfrazados de conde Dracula y vampiresa consorte ampliamente aromatizada con “Bloody Mary”, que se evapora hasta el alfeizar de mi ventana en la que veo las tristes y temblorosas siluetas, que se deslizan en pasos sinuosos por la empedrada, mojada y resbaladiza calle a cuyo final se dibujan desnudas las crueles figuras musgosas de los arboles de la sabiduría. Es una noche de cuentos sombríos para los mas inocentes de la casa , una noche que se alargara hasta el solsticio de invierno. Una noche que da comienzo al mes de Samain, en la cual los celtas celebramos el final del verano . Una noche en la que en un cálido lugar de esta singular y mágica “Costa da Morte” deguste al mediodía un tierno jabalí con castañas y a la noche un pulpo con castañas. Las castañas son un exótico fruto llegado a estas inhóspitas tierras , de las manos de algunos piratas al servicio de un imperio cuya capital fue la eterna ciudad de Roma , hace algunos años . Un fruto sobre el cual se han escrito océanos de tinta desde la mas remota de las escrituras, un fruto al cual la ciencia botánica cristianiza con el nombre de Castanea sativa. L. y cuyos frutos lucen lustrosos. Post dedicado a los que hacen uso de la memoria, para mantener la vida.castañas 015



Escrito sobre los secretos que han de pasar de generación en generación.

Estos días en que Cerridwen oculta su manto, los días alargan su rostro, las mareas suben y con ellas llega el olor a sardina a nuestros puertos . Son días previos a la noche mas larga del año , las flores están espigadas y en pleno frenesí, llegan los tiempos del calor, tiempos en los que incluso se puede descansar , bajo la sombra de ciertos arboles, a partir de ahora compensara trabajar al fresco de la tarde, los riegos han de ser abundantes copiosos, generosos. Esta semana con la poderosa hechicera celta de la luna entrando a ocultar su níveo rostro, debemos acolchar los cultivos para proporcionarles alimento y frescura, debemos ampliar los semilleros y empezar a desear la lluvia. El solsticio de verano esta ya muy cercano , miles de peregrinos y enfermos retoman el camino hacia el circulo mágico de Stonehenge, para cumplir con rituales milenarios transmitidos de forma ágrafa de padres a hijos, asistirán a sacralizadas ceremonias impartidas por nuevos druidas con viejos mensajes y apergaminadas aseveraciones. Aquellos a quienes los griegos clásicos nos denominaron los Keltoi celebraremos nuestra noche mas larga e intensa, en esta Costa da Morte, niños de todas las edades llevaremos leña para hacer un fuego milenario, en el que asaremos frutos de los mares y de la tierra, ese fuego nos servirá para danzar en círculos en una danza que revitalizara a los miembros del clan y cerrara el circulo de la fraternidad de los miembros de las tribus. Infantes atribulados de toda era, trataremos de saltar ese fuego mágico para que arrastre los malos presagios y los vuelva cenizas. Bañaremos nuestros cuerpos en playas salvajes, desérticas y vírgenes, para purificarnos a nosotros y a los nuestros en milenarios rituales. Este año con el día mas largo la luna comenzara a crecer, lo cual es un excelente augurio para el crecimiento de nuestros huertos . Al amanecer lavaremos nuestros rostros con un agua salutifera el que durante la noche mas corta, hayamos dejado reposar varias hierbas. El agua que emplearemos para dejar reposar las susodichas hierbas , sera recogida en manantiales vírgenes que brotan de piedras musgosas perdidas en nuestros montes eternamente verdes. Los nombres de dichos manantiales son transmitidos de generación en generación, de padres a hijos en una perpetua tradición, en estos lares las piedras tienen nombres y poderes.
Llegados a este párrafo os regalare una de las hierbas que compondrá tal elixir mágico, el resto de las hierbas permanecerán en hermético secreto para perpetuar la memoria de mis antepasados y continuar con la transmisión oral. Permitidme pues que os muestre la sencilla belleza de ese ancestral componente. Es una herbácea cuyo comportamiento en regiones benignas puede ser perenne, cultivada desde hace milenios en todos los huertos medicinales de la vieja Europa, se ha empleado con eficacia en dolores menstruales, dolores estomacales, migrañas, artritis, padecimientos febriles e incluso dolores odontologicos. Omnipresente en todos los manuales fitoterapéuticos , su eficacia es un secreto transmitido de generación en generación. La decocción de sus aguas aclara, da luminosidad y suaviza los cabellos. Esa misma agua también puede ser empleada como bálsamo oftalmológico. Ensalzadas las virtudes daremos el veraz nombre, Matricaria camomilla L., dedicaremos este post a una hechicera buena llamada Cerridwen , que físicamente habita en mares mas al sur situados en este Océano atlántico y que Dios bendiga a todos los niños que entablamos fraternal amistad en la noche de San Juan y nos conceda largas vidas para seguir transmitiendo nuestros secretos de generación en generación. Ya se que muchos la conocéis a esta nuestra invitada como Manzanilla. Y desde aquí reclamar una vez mas y sin descanso que nuestro faro, el faro marítimo mas antiguo del mundo en funcionamiento, sea de todos. La torre de Hércules debe ser declarada patrimonio de la humanidad.choiva 026



La inspiración de el primer artífice de un orden clásico.

En estos días la lluvia brota del cielo, el viento incesante la esparce, si hace días atrás me quejaba de mis semilleros anegados por el agua enfangada, estos días el agua caida me ha sido beneficiosa evitándome riegos y asentando así mis plantíos , sin embargo estos días brumosos y cargados de humedad con temperaturas altas; apenas han movido mi inspiración para escribir esta epopeya y periplo que supone mi particular cuaderno de bitácora. La de mis inspiración es como el recuerdo va y viene, en cualquier momento aparece y se desvanece. La inspiración es como los amoríos de mis admirados marineros convecinos de A Costa da Morte, en puertos lejanos, puede ser breve intensa y olvidadiza o puede ser un tatuaje en la piel para no olvidar el amor inolvidable. Estos días la luna menguante quizás no ayude mucho a escribir, la pasión sube cuando la luna alcanza su cenit y baja en su menguante. Los días amplios y calurosos de atrás hicieron que mi pasión se volcase en la horticultura, en mis amados campos que a mi me dan de comer y a vosotros espero os de al menos de respirar. Los que con nuestras manos sustentamos estómagos , también alimentamos pulmones. Sin embargo quizás debido al tiempo cansino, estos días apenas he podido pulsar el teclado y mucho menos presentar a los ojos de los lectores literatura de vegetales. Sin embargo al limpiar la perrera una imagen , reflejada en mi pupila hizo que mi instinto conservacionista me llevase a tomar la cámara fotográfica, algo en uno de los maceteros llamo mi atención, era una planta clásica marmórea, que bajo sus hojas albergaba un plástico azul allí depositado por mis fieles perros. Antes de retirar dicha bolsa plástica, fotografié a la que he decidido que hoy sea vuestra acompañante de lectura hoy. En ese momento a mi memoria vino un nombre : Calímaco. Aquella planta de origen africano también había sido la inspiración de Calímaco , maestro orfebre y escultor, que habito las sosegadas costas del Peloponeso teñidas de níveo mármol , hace unos 2500 años. A Calimaco el orfebre sus convecinos lo apodaron como “Catathecnos” o primer artífice, el sobrenombre le fue puesto posiblemente por la minuciosidad empleada en la talla de sus obras. A Calimaco se le imputa la paternidad de uno de los ordenes clásicos de la arquitectura. Dicho orden el denominado orden corintio, quizás el mas espectacular de los ordenes, la espectacularidad de dicho orden proviene sin duda alguna de la ornamentación de sus capiteles con ornamentación provocada por unos motivos vegetales que en su día impresionaron e inspiraron a Calimaco. Cuentan las paginas manoseadas, de los libros que florecen en mi biblioteca, que Calimaco un día visitando la sepultura de una amiga núbil doncella fallecida prematuramente, se impresiono al ver la belleza de unas hojas que emergían de la tumba de su añorada amiga. Dichas hojas le sirvieron de inspiración y ornato para la realización del primer capitel unos 400 años antes de nuestra Era. Los motivos vegetales empleados en el orden corintio son las hojas de acanto. El vulgarmente conocido como Acanto no es sin embargo una planta originaria de la cuna de la cultura clásica europea, es una planta originaria de el continente africano mas concretamente de las estepas subsaharianas, que adorno jardines a faraones y por su belleza fue llevado a la clásica Grecia como ornato de sus jardines. La facilidad de la propagación de los acantos bien por división de matas o por semillas, hizo ya hace mucho tiempo que el acanto nunca pasase de moda en los jardines. Y hoy la belleza cautivadora de sus hojas y flore me ha servido de inspiración modesta como en su día inspiro a Calimaco aquel primer artífice de un orden clásico. Calimaco no sabia que siglos después se adoptaría la lengua de los habitantes del Latio, seria el lenguaje científico y que el gran chaman de la botánica seria un sueco, Linneo quien dio a la inspiración de hoy el nombre veraz de Acanthus mollis. Linneo tomo el nombre del griego Akanthas o espina. Un abrazo a tod@s los que leéis esta bitácora. Yo por mi parte sigo buscando de nuevo mas inspiración para regalaros unas lineas.papaver 009



la herramienta del druida

Cada día me resulta mas complicado escribir el blog, no es por falta de ideas o de temas. El motivo de esta dificultad es el tiempo, escribo los post en días de lluvia, cuando no puedo trabajar los verdes campos consagrados a Ainé, Diosa celta de la fertilidad y de los campos. Apenas tengo tiempo cuando los días crecen y aumentan las horas solares, de mi trabajo de ahora depende mi alimento y el de los míos para los tiempos de frío, que es cuando vienen las grandes cosechas. Son estos momentos de conocimiento y de ardua labor para obtener los frutos deseados. Debo consultar el firmamento mirar a Selene, observar las criaturas del cielo y de la tierra ellos determinaran las siembras y cosechas venideras. Debo preparar campos, abonos, semillas y tener `preparada la herramienta adecuada.
Sin las herramientas adecuadas, las labores son penosas, la mayoría de las herramientas empleadas en la horticultura fueron inventadas en el Neolítico, en tiempos perdidos en la noche de la humanidad. En esa noche lejana y brumosa los humanos, dejamos de vagar nomadamente y decidimos echar raíces en un sitio. Sin agricultura no hay civilización, no existirían las ciudades, los pueblos. No existiría la civilización en definitiva, seguiríamos siendo cazadores recolectores.
Hoy en mi post hablare de una de esas herramientas, es una herramienta que mi maestro el buen druida Panoramix llevaba en su cíngulo colgando y la empleaba para recoger las hierbas necesarias para elaborar cualquier poción mágica, cuando gano mi maestro un concurso de druidas le regalaron una muy poco útil de oro macizo y nulo corte. Yo siendo su díscolo discípulo también poseo una. Mi herramienta ha sido forjada hace unos 25 años aproximadamente, por un discípulo de Hefesto el hijo tullido de Zeus, que fue maestro de la fragua y de otras artes, de hecho Hefesto construyo la morada de sus padres Zeus y la celosa Hera, así como el ánfora que acogería los restos mortales del héroe fenecido en la guerra de Troya, Aquiles. En su fragua aun operativa en Stromboli. El discípulo de Hefesto que fabrico mi herramienta, no fabrica escudos de oro para héroes virgilianos como Eneas, fabrica herramientas para vulgares mortales como yo. Ese maestro del hierro , carece de mil yunques, solo tiene dos y su fragua no esta en una concurrida y turística isla del mediterráneo. Su fragua esta situada en plena Costa da morte, en tierras atlánticas, donde lluvia, viento y bruma son habituales. Esta fragua esta situada a escasos metros de lo que fue el mas insigne de nuestros Bardos. Ese bardo que nos dio un himno a los gallegos, que definió como nadie nuestra cultura y reconoció a nuestro padre Breogan, el nombre de de ese Bardo que capto nuestra identidad como nadie fue Eduardo Pondal y su casa esta situada en Ponteceso tierra de la tribu celta de los Nemancos. Mi Hefesto particular forjo en su fragua una aleación de hierro y cobre para imprimir mayor dureza a mi herramienta. Esa aleación me permite afilarla continuamente y realizar con ella los mas duros trabajos.
Herramientas como la mía se encuentran hoy en numerosos yacimientos arqueológicos con 12.000 años de antigüedad, aunque el diseño sigue siendo el mismo en aquellas épocas para su fabricación se empleo el pedernal. Con esa herramienta un Dios castro a su padre pero sobre ese tema es mejor que visitéis mi post https://andresriveiro.wordpress.com/2009/02/11/los-pies-de-la-hija-de-un-dios-castrado/.
Mi herramienta aun hoy en dia no solo es emblema de la mas noble de las artes, la agricultura. Es símbolo de partidos políticos y organizaciones meramente especulativas como la masonería. Mi herramienta también ha sido empleada como arma letal, es una herramienta de corte cuyo uso es para recolectar . Su nombre latino es faus, y en la lengua de los castellanos que empleo para escribir los post es hoz, en mi lengua materna de la cual soy ágrafo porque la hablo pero no la escribo es foz. Empleadla con cuidado ya que nos puede dejar tullidos cual Hefesto. Dedico este post a Marieta, la cual se dice comunista , pero vive en el mas atroz de los capitalismos. Claro esta que mi querida Marieta siempre ha vivido la vida con una postura mas estética que ética y que su orgullo le impide reconocer un error. Pese a ello somos muchos las que la amamos y desde aquí le enviamos un beso y un abrazo deseándole una felicidad eterna muy difícil de alcanzar. Va por ti Marieta que bailas en nuestras almas y corazones. Un abrazo a todos los lectores y buenas cosechas para las buenas siembras. Con sentimiento… choiva 023