Andrès Riveiro’s Weblog


Las flores que custodian el jardín del Dragón.

Hace ya mucho tiempo que no escribo con una sola mano en un teclado, con lo cual la historia que rellene la bitácora me llevara transcribirla algún tiempo mas del habitual, una vez mas no he contado con esa extremidad mía que se encuentra inmovilizada por una moderna y acolchada férula de aluminio, pero yo llevo la sensación de que un frío anfibio arborícola me ha aprisionado el dedo indice de la mano izquierda, es una aplastante rana gris hostil que dificulta sumamente las labores de mi mano izquierda, normalmente todos los anfibios que a diario veo son fieles aliados de los horticultores, incluso algunos anfibios que a diario veo en paseos o devenires, me muestran con una sonrisa afable las puertas de la sabiduría, de todos es sabido que en un concurrido parque publico, de esta herculina ciudad de la cual soy un orgulloso conciudadano, habita un dragón. En esta ciudad en la que los pulpos se pasean por las avenidas, para introducirse por su propio pie en grandes calderos de cobre ; en esta ciudad también habita entre arces y cedros un dragón de amable sonrisa con el cual los niños y no tan niños jugamos, siempre esta afable y le encantan los mimos en la barriga, la barbilla, el sobaco, las orejas. Es dragón afable, cariñoso,fiel amigo que incita a la lectura de miles de bellas historias interminables.
Los dragones son seres fantásticos que se repiten en numerosas mitologías, a mi cuando hablamos de dragones, enseguida me viene a la memoria una historia de caballerías escrita a la luz de candelas en una lúgubre mazmorra londinense por un cruel y longevo caballero que en la soledad del calabozo recurrió a la escritura como distracción para hacer mas llevadero el presidio. Thomas Mallory escribió en prosa la muerte del mítico caudillo celta al que conocemos como Arturo. Arturo era el hijo de un hombre que camino sobre el aliento de un dragón, su padre era Uther Pendragon amigo de ese gran druida mágico que fue Merlín. Merlín tenia ademas de Uther como afable aliado un dragón, uno de los múltiples dragones que habitan en las grutas marinas de los acantilados de los fines del mundo que hay en estas embravecidas costas. Gracias a este dragón que habitaba a los pies del castillo de Titangel, Uther pudo engendrar a Arturo. El amable dragón expandió su aliento sobre los acantilados , formando una densa bruma sobre la que Uther cabalgo para tomar en sus brazos a su amada, que se hallaba en la torre del homenaje del inexpugnable castillo de Titangel. Titangel es un castillo defendido por el embravecido mar de los celtas, en ese país donde se acaba el mundo llamado Cornualles. Al sur de Cornualles tras pasar la roca del obispo se encuentra otro fin del mundo en otra nación celta la Bretaña. En estas costas que baña el atlántico norte en el viejo continente europeo, se entremezclan y repiten paisajes, lugares,noches,sonrisas,vientos, faros,llantos,verdes, sonidos, palabras,peces,amores,tormentas, dolmenes,azules, menhires,lluvias, sentimientos,piedras, colinas,catedrales, cruces en el mar, prados,naufragios, pueblos, redes, canciones, manos hacendosas,fines del mundo,brumas,nombres,fortalezas,vidas, mar,ilusiones, historias y flores. Los celtas tenemos una flor que nos une a todos , es una sencilla flor amarilla presente en todos nuestros litorales. Es la flor de un arbusto que pertenece a la benéfica familia de la leguminosae. Un arbusto que no solo nos provee a estos litorales de inspiración para ornar acaudalados escudos armoriales que cuelgan en graníticas fachadas, habitadas por el húmedo musgo en las señoriales casas. Aprovisiona de resistentes herramientas, inexpugnables fortificaciones, alimento para el ganado, sustento para las tierras y el mas cálido de los fuegos para la cocina de los hogares. Es un post escueto ,pero me ha llevado su tiempo escribirlo con una sola mano, es un post para la que sin duda considero la flor de las naciones celtas. Contemplad pues la sencilla belleza de flor que mas habita en los litorales celtas y que no es otra que la del Ulex europea. L. Post dedicado a mi madre quien llama a esta flor xurima.



Claroscuro sobre las mareas y los verdes prados.
17 noviembre 2009, 19:22
Filed under: horticultura | Etiquetas: , , , , , ,

Estos días han sido días de claroscuro , el frío gris ha inundado la luz de los días, la escasa luz oscurecida por negros nubarrones tormentosos y continuos chaparrones. Los vientos han aullado el terror y el llanto de los tritones, plomiza e inmutable cae la lluvia sobre anegados campos, situados en verdes valles que inundan los ríos saturados del celestial plañir .Los molinos desbordan sus aspas por ese eterno de los cielos caer, los prados saturados sudan la fría lluvia que ya no puede ahogar y dichas aguas resbalan hasta un bravo mar, que con fiereza las escupe contra milenarios granitos que la vomitan al cenagoso ponto tenebroso. Los días se tornan mas a la oscuridad que a la claridad, en un gris húmedo que llega a los huesos . Si miramos atrás en el frágil vaho de la memoria, recordamos que siete años atrás, en días tormentosos habituales en estas fechas y estos lares, un barco de frágil casco, perdió su gobierno. La perdida de la gobernabilidad de la nave, así como la apertura de vías de agua en el casco provocan que el buque se parta a la mitad y se hunda. El hundimiento de dicho buque provocara la mayor catástrofe sucedida en estas costas en todos los tiempos . Este trágico accidente provoca el inmediato y letal luto en todos los seres que habitamos estas verdes tierras y sus feroces costas míticas. Es un luto fétido, denso, letal. Es un luto teñido del mas oscuro de los tonos negros, un luto que evoca lúgubremente el llanto, un luto provocado por la pestilente carga que transportaba el buque petrolero siniestrado. Una carga oscura, densa ,cenagosa, pesada fétida y letal, que ahogaría mortalmente nuestro litoral y a todas las criaturas que habitamos en él. Un apestoso lodo de fuel-oil acabaría con los sagaces picados de nuestros cormoranes, llevando de un trágico golpe todo rastro de vida en nuestro mar y en sus alrededores, arrasando flora ,fauna , paisaje y una precaria economía ya siempre pendiente y dependiente de la mar. Sobre estas fechas a estas horas hace siete años el fétido olor de la mortal carga contaminante ya irritaba nuestras narices y hoy he decidido enterrar en el olvido y condenar el nombre de tan siniestro buque mercenario. También prefiero sumir en el olvido a lideres políticos que dieron ejemplo de su ineptitud y espíritu falaz, que hoy ocultan sus mentirosos labios leporinos en la villa y corte del Reino de España, donde sin duda ejercen bien de villanos y cortesanos. No olvido que siete años después del mayor desastre ecológico del recién estrenado siglo XXI, la justicia aun no ha determinado la responsabilidad de tan necio y apestoso asunto, con lo cual nadie ha pagado la culpa del daño ocasionado. Hoy en día siete años después ese siniestro buque de larga eslora que nos partió nuestras vidas sigue contaminando y mancillando nuestras verdes costas con su letal marea negra.
De este día con claroscuros, de negros chaparrones en el horizonte, con memoria oscura que prefiero difuminar en espeso olvido. En este día de hoy en el cual,también ha habido claros, unos claros que me han permitido pasear por mi mal llamado césped y contemplar la sinfonía de colores otoñales que dejan las hojas tiradas por el prado. Unas hojas que aprovechando el claro y el paseo he recogido para alimentar el compost, tras pasar el abanico de alambre que las ha capturado en minuciosos montones, he resaltado mas el verde de la pradera, destacando entre las hierbas que la conforman, una vieja amiga que me muestra la majestuosidad de su flor y hojas. Con sumo detalle observo tan delicada leguminosa, que alimenta mis verdes y mojados campos, me tomo mi calma para observarla ya que en ella se puede hallar mi fortuna, es mas incluso ambicioso la retrato para que si mi fortuna aparece, pueda inmortalizar el momento, cae la lluvia, mi fortuna se disipa. Vuelvo a abrigar mis orejas del aguacero feroz que vuelve a tirar mas hojarasca sobre el prado verde, dando una vez un significado de infinitesimal a las labores de otoño en el huerto, para terminar el cuadro al fondo suena la brava Sisarga quebrando el mar en un eterno latir. La noche cae veloz, ahora las noches son largas y el tiempo existe para subscribir la bitácora intermitente y pendiente del eterno cronometro. En estas frías y húmedas noches incluso el medir del cronometro se dilata, pudiendo dedicar unas breves lineas a nuestra invitada de hoy que tiene el nombre tan sugerente de Trifolium pratense. L , esta modesta leguminosa abundante de fácil reproducción por semillas y que gusta de suelos esteriles para fertilizarlos, es una forrajera apreciada por los ganaderos, en calderos de druidas se convierte en remedio para sofocos, bálsamo de ulceras y quemaduras. Le gusta habitar en pastos de siega y pastoreo, en ocasiones también se les suele ver entre los dientes de un pequeño duende que viste de verde y que allí donde se inicia el arco iris guarda una olla de oro. Si habéis llegado hasta aquí sabed que os deseo que encontréis un trébol de cuatro hojas. Este es un post escrito en un lluvioso día gris, destemplado, donde los sueños claroscuros de hechos acaecidos siete años atrás, hacen que aun vierta lagrimas negras por esa verde mar que un día fue marea negra, siete años atrás.



Sobre el nombre de la bestia y la cornucopia para Marieta.

De nuevo las lagrimas del que cultiva las nubes caen sobre el rostro tímido y empañado de mi ventana, la lluvia me persigue , los claros son amartilleados por las olas labrando el paisaje agreste y pedregoso, las bahías se tornan refugios. La lluvia es mi compañera, una oscura compañera, en una noche que la luna se ausenta para visitar los sueños de sus amantes. Cuando era niño a estas horas contemplaba embelesado las chispas del fuego, mientras los potes recibían el calor que habían de transmitir a los destemplados buches de bestias y humanos, los niños de la tribu recibíamos nuestra educación oral transmitida por versos de primorosos druidas que alimentaban las mas bellas fantasías imaginadas por mente humana. Eran historias todas basadas en hechos reales perdidos en la bruma de los tiempos, que la tradición oral de mi tribu enriqueció y adapto acorde a nuestras necesidades didácticas. Aquellas historias que nuestros ancestros regalaban cantadamente a nuestros oídos eran moralizantes y ejemplarizantes para prepararnos frente a ese mundo, en el que la lluvia caía eterna e inmisericorde al otro lado del cristal, un cristal critico en el que en las noches se escuchaban los aullidos de las bestias mezclados con los de las animas condenadas a no hallar el descanso eterno. Eran noches en las que en mis sueños se aparecían las imágenes que identifique años después, al descubrir a la madre de las bestias en un anaquel de una librería de viejo, en una vetusta ciudad arzobispal galaica donde el camino casi rinde a su fin, con un abrazo y un cabezazo. Es una ciudad de piedra , donde la lluvia es arte y las bestias descritas en ese tratado, alcanzan el cielo sobre nuestras cabezas, escupiendo sobre nosotros en forma de musgosas gárgolas labradas fabulosamente durante siglos por maestros canteros que nos dejaron mil historias escritas en el mas voraz y recio granito, historias que están por leer para los miles de peregrinos que acuden a descubrir la magia de la lluvia, en la ciudad del campo de las estrellas , a dos jornadas a pie del fin del mundo.
El libro descubierto en aquel desvencijado y horadado anaquel de aquella vetusta librería , reposa hoy en mi biblioteca , es un libro que es la madre de todas las bestias. Unas bestias recopiladas originalmente por un autor griego cuyo nombre permanece desconocido para nuestros ojos, tragicamente perdido , así como la biblioteca en la que fue escrito y la antorcha que lo ilumino en su génesis se extinguió. Mi libro hoy desconocido , en la edad en la que la escritura formaba parte del secreto monacato, mi libro fue un autentico best-seller, únicamente superado por la Biblia en los rancios atriles que los albergaron durante aquellos fangosos años de la bitácora humana. Mi “Physiologus” , ese es el libro, es una copia mas del original, una copia de otra copia que atesora los errores de los copistas, muchos de los cuales eran meros dibujantes analfabetos a la par que orfebres del alfabeto, en sus miniadas laminas. El “Physiologus” fue en sus buenos años fuente de musas, que nunca el Parnaso conocieron. Musas que iluminaron creaciones de artistas como Hyeronymus Bosch, relatos como el “Libro de las maravillas” de ese fabuloso viajero veneciano que fue Marco Polo, hasta un sin fin de anónimos canteros que voluminaron la piedra con los contenidos del “Physiologus” en millares de pétreos muros. El “Physiologus” es un tratado sobre la naturaleza, la naturaleza de las bestias, es un libro iluminado con ilustraciones y rancios comentarios ejemplarizantes sobre cada bestia así como su descripción y retrato, así como una serie de consejos sobre su caza y captura. El “Physiologus” sera el promotor de los libros de bestias, iniciando el genero de los ricos bestiarios medievales. Este curioso e intrépido libro de zoología medieval, esta sobresaturado de seres mitológicos , provenientes de muy dispares culturas que abarcan el mundo conocido en aquellos tiempos . Suma el “Physiologus” una inmensidad de mitologías bizantinas,griegas,latinas,africanas,egipcias,hindúes,arameas, parsís y un largo etcétera de mitologías llenas de bestias en muchos casos cornudas.
Como cornudo era Pán el chivo burlón, hermano de leche del divino hacedor de tormentas que gobernó en el olímpico monte en la imaginación de los antiguos griegos. Zeus aquel divino hacedor de truenos que fue amamantado maternalmente por la tierna cabra Amaltea. Un día Amaltea como buena cabra loca fracturo uno de sus cuernos, y así con el cuerno roto entre sus pezuñas presentase ante el olímpico gobernante, quien la eleva a los cuerpos celestes convirtiéndola en la láctea constelación de Capricornio que podéis ver en los cielos estrellados ausentes de Selene .Con el cuerno de la dulcinea Amaltea , el que forja los truenos que a estas horas hacen vibrar plañidero el cristal empañado de mi ventana, con ese maternal cuerno Zeus, el atronador fabrico la cornucopia.
La cornucopia es el mágico cuerno de la abundancia del cual provienen todos los bienes y que según algunos relatos perteneció a diversos miembros del olímpico panteón. Si bien los griegos tenían su residencia divina, los galaicos no podían ser menos y ubican estos celtas la residencia de sus dioses en el monte Pindo , un megalítico monte desde el que se domina una costa llamada por los intrépidos que osan surcarla: “Costa da Morte”. Custodian este olimpo particular los feroces guerreros Nemancos, tan bravos como las olas que esculpen mitológicas , en sus mágicas piedras tantas veces nombradas por la memoria de los ancianos druidas.
Hoy la invitada es conocida por algunos forasteros en la materia botánica como cuerno de la abundancia. A decir verdad esta vulgarmente conocida cornucopia , a la cual otros por su belleza llaman calas, crece y florece como una feroz bestia en los terrenos húmedos. Pertenece a la familia de las Araceae , fácilmente reproducible por división de sus bulbos rizomatosos, originaria del sur de África, su elevada toxicidad hace que sea ignorada por la mayoría de los depredadores excepto por los caracoles y babosas que la consideran un manjar. Su nombre veraz es Zantesdeschia aethipica
Me place dedicar este post tan bestial a mi querida Marieta, primera bailarina de mi bóvido ballet, la cual en su alimentación prefiere los alimentos en conserva, lease piensos y hierba ensilada. Aunque también gusta de leer en el periódico las cartas al director y rumiar alguna noticia. Para ti Marieta con cariño, inolvidable cabra loca. Este post fue escrito en el día de la bestia, un viernes 13 con humor y cariño. Besos Marieta.ag 003



Sobre la fragante pradera de la isla en la que habitaba aquella que oculta.

Una vez mas volvemos al largo viaje, al eterno viaje del hombre que regresa a su casa después de la dura batalla , volvemos al héroe de prodigioso ingenio, un héroe protegido por los sabios ojos de la lechuza, aquella diosa que puede ver en la oscuridad, un héroe muy humano . Volvemos al héroe cuya epopeya quizás fue cantada en las primeras ocasiones por aquellos rapsodas que habían perdido la vista ,en el fabuloso palacio de mas de mil estancias creado por el no menos fabuloso rey Minos. Arthur Evans creyó firmemente en su búsqueda inspirándose en los cantares de ciego de la edad del bronce mediterráneo, transmitidos agrafamente generación tras generación , siglo tras siglo, escritos posteriormente en mármoles, pieles de cordero, papel y hoy en soporte digital. Copiados en monasterios medievales en “scriptorium”, por monjes copistas que ni siquiera sabían leer escribir y gracias a los cuales llego a nuestros ojos lectores, hoy en día.
Nuestra compañera e invitada de hoy, aparece situada y referenciada evidentemente en el relato sobre las andanzas y luchas de Odiseo. Arthur Evans afirmo que el laberinto del Minotauro era el propio palacio de Minos el fantástico rey cretense, el misterioso palacio de los escudos en forma de ocho. A los pies de tan policromada construcción evidentemente crecía nuestra invitada de hoy, evidentemente muchas de sus majestuosas ánforas la contuvieron en sus suculentos y apetitosos caldos, con lo cual también formo parte de los majestuosos tesoros de Minos así como de su prodigioso y anticipado pueblo.
Pero la homérica referencia se produce en otra isla, en una mágica ínsula llamada Ogigia cuya situación es incierta como la mayoría de los paisajes homéricos, una isla cuyas praderas se encontraban tapizadas por bellos lirios y mi anfitrionada hierba fragante de hoy. Una isla gobernada por la hija de el titán Atlas. Una ninfa de carácter efidrídiaico, es decir una ninfa de cabellos azules, proveniente de las aguas, la cual habitaba en una gruta, dicha ninfa o espíritu de las aguas fue definida por los rapsodas ciegos como “la que oculta”. Dicha ninfa presta hoy en día su nombre a tropicales ritmos gestados en islas caribeñas. Pero su gentilicio también presto el nombre a la embarcación con base monaguesca, que comando uno de los mas ilustres marinos de origen galo, marino al cual también podemos considerar padre de arqueología submarina; el comandante Jean Jacques Costeau cuyo navío es el famoso “Calypso”, nave surco invicta todos los mares y a la cual desde aquí muestro mi mas profunda reverencia.
Calypso la ninfa acuática, yacio durante siete largos años en concupiscencia con el humano y tan carnal Odiseo, los poemas nos la describen como poseedora de una belleza sin igual, pero nuestro humano y promiscuo héroe, había perdido sus naves y no podía regresar a su Itaca natal, ya que carecía de medios puesto que había llegado a la isla Ogigia tras un naufragio orquestado por su enemigo el pérfido Poseidón rey del tenebroso ponto, al cual Odiseo escupió en sus bruces. Zeus se apiado de Odiseo enviando su mensajero Hermes, el cual ordeno a Calypso que le proporcionase los medios con los cuales salir de aquella isla , orden que Calypso sumisamente acato. Las praderas de Ogigia estaban tapizadas de lirios y de nuestra fragante invitada de hoy cuyo nombre veraz es Petrosilinum sativum.
El Petrosilinum sativum es una herbácea aromática, de origen claramente europeo , perteneciente a la gran familia de las umbelíferas, cuyas semillas germinan con gran facilidad en suelos humíferos y su ciclo de vida es de dos años. Fácilmente adaptable a todo tipo de suelos y climas. Es rico en vitaminas A, B y C, así como en hierro calcio y potasio . Los druidas lo empleamos para tratar anemias, conciliar el sueño, regular menstruaciones, así como digestivo y diurético. Poderoso afrodisíaco para las ovejas, cabras y humanos. Sin embargo no abuséis de el y ya sabéis si queréis perejil todo el año en el hemisferio norte plantadlo en Mayo. Plinio lo definió como el rey de todas las salsas. El de la foto es el cultivar “Paramount”. Tras esto dedico este post escrito en algún lugar oculto de el golfo magnifico de los Artabros, a todos los descendientes de los celtas que estáis fuera de estas verdes tierras y bravos mares que añoráis.
Post Data: Cuanto mas leo los poemas homéricos mas estoy convencido de que Odiseo era gallego y de que los griegos nos copiaron la milonga. El sentimiento de Odiseo es pura Morriña, aparte de su ingenio audaz . SAUDADE.perejil 001



Escrito sobre los secretos que han de pasar de generación en generación.

Estos días en que Cerridwen oculta su manto, los días alargan su rostro, las mareas suben y con ellas llega el olor a sardina a nuestros puertos . Son días previos a la noche mas larga del año , las flores están espigadas y en pleno frenesí, llegan los tiempos del calor, tiempos en los que incluso se puede descansar , bajo la sombra de ciertos arboles, a partir de ahora compensara trabajar al fresco de la tarde, los riegos han de ser abundantes copiosos, generosos. Esta semana con la poderosa hechicera celta de la luna entrando a ocultar su níveo rostro, debemos acolchar los cultivos para proporcionarles alimento y frescura, debemos ampliar los semilleros y empezar a desear la lluvia. El solsticio de verano esta ya muy cercano , miles de peregrinos y enfermos retoman el camino hacia el circulo mágico de Stonehenge, para cumplir con rituales milenarios transmitidos de forma ágrafa de padres a hijos, asistirán a sacralizadas ceremonias impartidas por nuevos druidas con viejos mensajes y apergaminadas aseveraciones. Aquellos a quienes los griegos clásicos nos denominaron los Keltoi celebraremos nuestra noche mas larga e intensa, en esta Costa da Morte, niños de todas las edades llevaremos leña para hacer un fuego milenario, en el que asaremos frutos de los mares y de la tierra, ese fuego nos servirá para danzar en círculos en una danza que revitalizara a los miembros del clan y cerrara el circulo de la fraternidad de los miembros de las tribus. Infantes atribulados de toda era, trataremos de saltar ese fuego mágico para que arrastre los malos presagios y los vuelva cenizas. Bañaremos nuestros cuerpos en playas salvajes, desérticas y vírgenes, para purificarnos a nosotros y a los nuestros en milenarios rituales. Este año con el día mas largo la luna comenzara a crecer, lo cual es un excelente augurio para el crecimiento de nuestros huertos . Al amanecer lavaremos nuestros rostros con un agua salutifera el que durante la noche mas corta, hayamos dejado reposar varias hierbas. El agua que emplearemos para dejar reposar las susodichas hierbas , sera recogida en manantiales vírgenes que brotan de piedras musgosas perdidas en nuestros montes eternamente verdes. Los nombres de dichos manantiales son transmitidos de generación en generación, de padres a hijos en una perpetua tradición, en estos lares las piedras tienen nombres y poderes.
Llegados a este párrafo os regalare una de las hierbas que compondrá tal elixir mágico, el resto de las hierbas permanecerán en hermético secreto para perpetuar la memoria de mis antepasados y continuar con la transmisión oral. Permitidme pues que os muestre la sencilla belleza de ese ancestral componente. Es una herbácea cuyo comportamiento en regiones benignas puede ser perenne, cultivada desde hace milenios en todos los huertos medicinales de la vieja Europa, se ha empleado con eficacia en dolores menstruales, dolores estomacales, migrañas, artritis, padecimientos febriles e incluso dolores odontologicos. Omnipresente en todos los manuales fitoterapéuticos , su eficacia es un secreto transmitido de generación en generación. La decocción de sus aguas aclara, da luminosidad y suaviza los cabellos. Esa misma agua también puede ser empleada como bálsamo oftalmológico. Ensalzadas las virtudes daremos el veraz nombre, Matricaria camomilla L., dedicaremos este post a una hechicera buena llamada Cerridwen , que físicamente habita en mares mas al sur situados en este Océano atlántico y que Dios bendiga a todos los niños que entablamos fraternal amistad en la noche de San Juan y nos conceda largas vidas para seguir transmitiendo nuestros secretos de generación en generación. Ya se que muchos la conocéis a esta nuestra invitada como Manzanilla. Y desde aquí reclamar una vez mas y sin descanso que nuestro faro, el faro marítimo mas antiguo del mundo en funcionamiento, sea de todos. La torre de Hércules debe ser declarada patrimonio de la humanidad.choiva 026



art attack u el cantico de Eirin.

Bajo este nombre hace unos años , se presento en televisión un programa bajo dicho titulo que invitaba a los niños de los países ricos, a desarrollar su ingenio y reciclar materiales. La esencia del reciclaje es la pura supervivencia y el raciocinio puro, para el ser humano. Y una máxima: “Nada se tira”. La esencia de la agricultura es el suelo y de la importancia de su estudio se ocupa una ciencia denominada edafología. Los suelos, las tierras se pueden y deben mejorar. Una tierra amada y mimada, puede influir positivamente en el desarrollo, la adaptación de los cultivos, la resistencia a plagas y otras muchas mas ventajas que nos ayuden a desarrollarnos en el arte de la horticultura. La base para tener una buena cosecha es el suelo y sus cuidados, el suelo sustentara, alimentara, protejera y albergara el desarrollo de nuestro cultivo. Para amar y cultivar la tierra debemos mimarla al máximo y darla lo que nos de. En definitiva un siempre “quid pro quo”, que definió aquel sabio que quizás saboreo frutos gestados en marmóreas islas.
Frente a la ligereza de los suelos de esas tierras, esta tierras que se labran en cualquiera de mis vecindades y que yo con la ayuda de ingeniosos aperos y mecanismos labro, son tierras pesadas, por lo cual necesitan una excelente y completa alimentación. Una alimentación rica y variada a nuestros suelos nos proporcionara a nuestros voraces estómagos un “quid pro quo”. Llegados a este permitidme pues consagrar el post a Eirín Diosa celta de la tierra, dejad que desde aquí ,ose revelar los sagrados alimentos que honran su altar de las manos de algunos druidas que la adoran en graníticas y abruptas costas hirientes del feroz ponto atlántico. Estudiosos de la horticultura moderna denominan a este ritual autofago: “compost”. Cito pues el cántico que un bardo druida al oído en ágrafa cultura me regalo, aunque no cito las proporciones, vosotros debéis encontrar el alimento y el veneno para vuestras tierras, ya que no todos los suelos son iguales.
De las bestias todo.
De los hombres todo.
De los frutos del mar todo.
De los frutos de la tierra todo.
Del aire todo.
De la lluvia todo.
Como buena poción mágica se remueve cada tres meses, en su correspondiente fase lunar y se deja macerar un año y se entonan los correspondientes cantos. Transcurrido ese periodo se incorporara al vientre de Eirín con los correspondientes cánticos.choiva 021



El balsamo de Fierabras

Un día mas la lluvia se ha cernido sobre mi cabellera, ya identifique la nube gris nacida al sur , es la misma desde hace días o quizás años, va y viene en un continuo circulo en complicidad con Eolo, estos días las temperaturas han bajado, pero la lluvia cae cálida. Eso y las brumas abismales da Costa da Morte, hará que haya que emplearse a fondo en el agua de tabaco, las piretrinas naturales, el agua de ortigas , para evitar hongos podredumbres y demás fauna diversa no agradable en el huerto, este año haremos muchos caldos y bálsamos.
Días atrás en post titulado Las reinas de las picardias , cuya estrella invitada fue una irritante planta que me sirvió para hacer un caldo fungicida y abono druidico, hable de un bálsamo, el bálsamo de Fierabras, citado en nuestra mas universal novela de caballerías, escrita y nacida de la imaginación de ese mágico escritor de origen gallego, que fue Don Miguel de Cervantes. Cervantes retoma el mito del mágico bálsamo del gigante de los fieros brazos , aparecido en la época de Carlomagno este mito,nos relata como el gigante Fierabras roba los barriles que embalsamaron el cuerpo de Jesucristo y con los untos sacados de los barriles fabrica una poción mágica que cura todo tipo de males. Cervantes toma el mito y el nombre de tan sacrílego ungüento, pero menciona como fabricante del mismo a un mago herético y no a un gigante. Es de suponer que tal panacea desapareció a manos de cualquier industria contaminante y farmacéutica de la época. Nadie mas interesado en no curar a la gente que las multinacionales químicas farmacéuticas, que sangran nuestros bolsillos de contribuyente cual sangría moderna. Pero volvamos a las ortigas para evitarme ardores estomacales , en el post de aquel día prometí desvelar un bálsamo para combatir las irritaciones provocadas por las ortigas. El susodicho bálsamo es un secreto transmitido de viva voz entre los druidas desde la edad de piedra, en aquella aun oscura noche de los tiempos de nuestra existencia humana. Ese bálsamo sera el protagonista de este post de hoy .
Aunque nosotros para curarnos de la quemazón provocada por las pilosidades de las ortigas no elaboraremos ningún bálsamo. Si actuara de una forma balsámica sobre la zona afectada , si nos frotamos con sus hojas rápidamente y nos aliviara. Si estas mismas hojas las tomamos en infusión , depuraremos nuestra sangre , y nos ayudara a pasar gripes catarros e inflamaciones, lo mismo ocurrirá si hacemos la tisana con sus flores y el sabor sera mas agradable y no tendréis que edulcorarla con Stevia . Con la misma infusión enfriada de sus hojas librareis vuestros huertos de pulgón así como de orugas , untada sobre vuestra piel , los mosquitos no os picaran, si la ingerís vuestro sueño sera reparador . Con sus frutos haremos vinos y licores estomacales digestivos, que a su vez purificaran y aliviaran vuestros riñones. Todo es magia y medicina balsámica para la invitada al blog de hoy, algunos druidas hemos visto, duendes y hadas protegiéndolo en Noviembre cuando las lunas crecen, mi primera flauta pastoril fue de su madera. Lo he visto crecer siempre acompañado de ortigas o higueras, sus flores purifican mi pequeño Edén en Mayo. En ocasiones en invierno he visto a Meigas volar sobre sus troncos cortados. Ese saúco al cual mis antepasados druidas consagraron a Belenos otra hora Dios celta de la luz y del fuego el que todo lo ilumina. Como hoy día ha iluminado mi corazón el regreso a casa de Antonio, el cual ha realizado una verdadera Odisea y ha tenido que tensar el arco como nunca para poder llegar a casa. Llegar a casa después de la travesía mas larga de su larga vida de marino, una travesía en esta ocasión dura hasta decir basta , peleada y ganada en las hoy peligrosas aguas del océano Indico , donde te has dejado la piel y el espíritu para traer a nuestras mesas los langostinos mas gordos. Aunque la red ha entrado bien estas marejadas no compensaron la lejanía ni el dolor. Solo lo ha compensado tu regreso que ha sido para ver crecer a tus hijos y nietas. Desde aquí Antonio el abrazo mas grande por que escuchar tu voz hoy ha sido un bálsamo. “Welcome to tijuana” ja,ja,ja… las enanas preparate para el super ataque lapa de las niñas , te van a abrasar vivo las enanas . Y echale un polvo a mi hermanita del alma , que tienes que cumplir campeón. Un abrazo penitente. Y se me olvidaba este post versaba sobre el Sambucus nigra.. Y gracias por que se me lea en Maputo tío. Tu acento gallego es cada vez mas de Mozambique. Gallegos en todos lados. Hasta en las piedras vacilantes da Costa da Morte.aldea 029