Andrès Riveiro’s Weblog


El canon, la belleza y la herejía.

En el post de hoy abandonare momentáneamente mi verde tierra salpicada por eternas grises y graníticas piedras, para dirigirme un poco mas al sudeste. Tampoco me iré a las marmóreas y níveas rocas que salpican el “Mare Nostrum”. No navegare, ni divagare, por marítimos vientos, aunque no abandonare nuestra agua esencial. En esta ocasión la madre agua no sera salobre, sera un agua dulce , tampoco abandonare las eternas rocas. Viajare a la que hoy es una tierra desértica donde las rocas se tornan ocres y son calcáreas . En esas pétreas paredes leeremos un mensaje para las generaciones venideras que dice así: “De bello rostro, señora de la felicidad, con el sonido de su bella voz uno se reconforta, señora llena de gracia y de bello amor”.
Dichas paredes rocosas fueron indudablemente mandadas grabar por su enamorado, para dicha grabación empleo una servidumbre mayoritariamente anémica, cuya dieta consistía fundamentalmente en cebolla, pan, cerveza y legumbres. Dichos datos sobre esa mayoritaria servidumbre, así como otros muchos los conocemos hoy gracias al arqueólogo británico Barry Kemp y a su equipo de egiptólogos que actualmente excavan las tumbas de los trabajadores de la ciudad hoy conocida como Amarna. Llegados a este punto del post muchos de los lectores a los cuales apasiona el antiguo Egipto, sabréis que me referiré a una de las épocas mas convulsas y conflictivas del antiguo Egipto, una época evidentemente marcada por su gobernante el Faraón hereje. Que en el quinto año de su gobierno de un solo golpe, no solo cambio la antigua religión egipcia , si no que también mudo su nombre de Amenothep IV, por el de Akenaton. Akenaton al parecer tuvo una visión y así mismo cerro los casi dos mil templos del antiguo Egipto, sustituyéndolos por uno solo.
Al cerrar los templos consagrados a los dioses zoomorfos, también instauro el culto a un solo dios Atón , identificado como el disco solar. Akenaton podría ser traducido como el agradable a Atón. Akenaton, no solo fue revolucionario en cuanto a su concepción religiosa, si no en cuanto a su esposa a la que igualo a su rango. Algo que sus antecesores en el trono no habían hecho y gobernó durante veinte años, veinte años que no alcanzaban a vivir la mayoría de sus súbditos. Súbditos a los cuales mando cincelar en la calcárea roca las palabras con las que termina el primer párrafo del post. La afortunada esposa es la mundialmente conocida Nefertiti, cuyo bello busto fue expoliado de Egipto en 1912 por el arqueólogo germano Ludwig Bochardt . Y el cual tuve el honor de ver en otra convulsa época en 1992 recién caído el vergonzoso muro de Berlín, del cual guardo un fragmento perdido en cualquier sitio por el desván.
Pero no voy aquí a revelar la cantidad de objetos inútiles que guardo en mi mugriento desván. Voy a seguir hablando de estos tiranos teocraticos que gobernaron Egipto durante la XVIII dinastía. Contrasta la miseria y hambre del pueblo de Akenaton con el esplendor de su templo consagrado a Atón , con sus 1900 mesas de ofrendas que día a día, se llenaban de exquisitas viandas. Un templo como no podía ser menos en esta época revolucionario, ya que carecía de techos, para adorara en todo su esplendor al disco solar. O la grandiosidad del palacio del palacio imperial con su magnifico
jardín hundido, donde entre otros vegetales creció mi invitada al post de hoy o al menos una pariente muy próxima, y con cuyos aceites esenciales se ungiría la bella Nefertiti , desprendiendo así un sutil aroma.
Nuestra invitada al post de hoy, cuyo perfume es de los mas conocidos desde muy antiguo, todos conoceréis el agua de lavanda, cuyo nombre según el genial y mordaz Alonso de Herrera autor de la Agricultura General, publicada en 1513 bajo los auspicios de el Cardenal Cisneros , es nombre dado así por los petimetres . Ampliamente conocido en cosmética y perfumería el espliego, este es el nombre castellano de la planta , también puede ser empleado para aliviar los nervios en infusión ,o para aliviar de las picaduras de mosquitos, tábanos e insectos varios. Pero el nombre veraz de mi invitada de hoy es Lavandula officinalis, su reproducción es fácil por esquejes semileñosos a finales de verano e inicios de la primavera gustándole los terrenos bien drenados . El azul de sus flores es sin lugar a debates el azul de las pinturas de Amarna , a donde un Faraón hereje
mando trasladar la capital de su reino. Y el gris de su follaje es el gris de mi gata persa ”Lola”, viuda infecunda de mi gato persa blanco “Tavo”, a los cuales dedico el post de hoy, porque servidor adora a los gatos persas como los antiguos egipcios adoraban a Bastet, a Lola le encanta la lavanda. Tavo siempre estarás en mi corazón, tu perdida ha sido traumatica e irreparable, la vida sin ti no es lo mismo, estés donde estés se que leerás estas lineas.tkis 019



Dos opciones

<!– @page { margin: 2cm } P { margin-bottom: 0.21cm } –>

Hace ya algunos meses que trabajo con cuatro ángeles de la guarda, uno de ellos es un entrañable compañero de tertulias y maltas destiladas. El otro día frente al fuego de mi lareira me pidió que le escribiese unas lineas o le dedicase un post de mi blog y como lo prometido es deuda ahí te dedico este post Juan Manuel. La estrella invitada de hoy  tiene el sugerente nombre de Lens culinaris spp. , alimento básico de la humanidad,nos ha acompañado en la en las ollas durante mas de 10.000 años, fue alimento básico de los constructores de pirámides en el antiguo Egipto, rancho diario de los hoplitas griegos, poción mágica de las huestes de Alejandro Magno, sustento de legiones de la antigua Roma, Marcus Gaius Apicius gastronomo y filosofo epicureo del siglo I de nuestra era las cita en ese magnifico recetario culinario titulado “De re coquinaria”, también Plinio el viejo las menciona en su “Historia Naturalis”. Durante la edad media fueron un sustento fundamental para las poblaciones,  fuente inagotable de proteínas para un campesinado famélico y así continua presente hasta hoy dia en nuestras ollas llenando nuestros estómagos.

La Lens culinaria spp. es originaria de la península de Anatolia en la actual Turquía, es una herbácea anual que alcanza unos 80 cm. de alto , pertenece a la familia familia de las leguminosae , su multiplicación es mediante siembra primaveral y vosotros conocéis su fruto como lentejas. Como Juan Manuel tiene una profesión en la cual es muy duro ganarse las lentejas, le dedico este post. Hay un refrán que dice: ” En el plato hay lentejas o las tomas o las dejas” y con Juan Manuel pasa lo mismo o respetas la ley o es mejor que lo dejes. En la foto del post de hoy veréis una foto de lentejas de la variedad “Pardina” , aunque me gustaría poner una foto de esas rubias, suculentas y gigantescas lentejas de Armuña . Se me olvidaba Juan  un saludo de el cegato.lentejas-0051



A mis pies.
15 agosto 2008, 22:03
Filed under: horticultura | Etiquetas: , , , , , , , , ,

<!– @page { size: 21cm 29.7cm; margin: 2cm } P { margin-bottom: 0.21cm } –>

Así la encontré y así la fotografié, hacia unos 10 días que no me preocupa de ella ni de sus hermanas, llovió estos días pasados por lo que apenas le preste atención, el terreno esta bien abonado con una vieja receta de estiércol seco de caballo, algas secas y compost caserillo, ademas le había incorporado arena al terreno. Gómez me había regalado las jóvenes plántulas ante lo cual decidí aprovechar un trozo de terreno para cultivar este histórico vegetal. La historia de la lechuga corre paralela a la de la humanidad, utilizada en cultos religiosos del antiguo Egipto, como ansiolitico en la antigua Roma, su infusión induce al sueño. Es de escaso valor nutritivo pero un poderoso antioxidante y rica en vitaminas. Desconozco que variedad me ha regalado Gómez de Lactuca sativa., pero estaba fresca y dulce en la ensalada.