Andrès Riveiro’s Weblog


Sobre la fragante pradera de la isla en la que habitaba aquella que oculta.

Una vez mas volvemos al largo viaje, al eterno viaje del hombre que regresa a su casa después de la dura batalla , volvemos al héroe de prodigioso ingenio, un héroe protegido por los sabios ojos de la lechuza, aquella diosa que puede ver en la oscuridad, un héroe muy humano . Volvemos al héroe cuya epopeya quizás fue cantada en las primeras ocasiones por aquellos rapsodas que habían perdido la vista ,en el fabuloso palacio de mas de mil estancias creado por el no menos fabuloso rey Minos. Arthur Evans creyó firmemente en su búsqueda inspirándose en los cantares de ciego de la edad del bronce mediterráneo, transmitidos agrafamente generación tras generación , siglo tras siglo, escritos posteriormente en mármoles, pieles de cordero, papel y hoy en soporte digital. Copiados en monasterios medievales en “scriptorium”, por monjes copistas que ni siquiera sabían leer escribir y gracias a los cuales llego a nuestros ojos lectores, hoy en día.
Nuestra compañera e invitada de hoy, aparece situada y referenciada evidentemente en el relato sobre las andanzas y luchas de Odiseo. Arthur Evans afirmo que el laberinto del Minotauro era el propio palacio de Minos el fantástico rey cretense, el misterioso palacio de los escudos en forma de ocho. A los pies de tan policromada construcción evidentemente crecía nuestra invitada de hoy, evidentemente muchas de sus majestuosas ánforas la contuvieron en sus suculentos y apetitosos caldos, con lo cual también formo parte de los majestuosos tesoros de Minos así como de su prodigioso y anticipado pueblo.
Pero la homérica referencia se produce en otra isla, en una mágica ínsula llamada Ogigia cuya situación es incierta como la mayoría de los paisajes homéricos, una isla cuyas praderas se encontraban tapizadas por bellos lirios y mi anfitrionada hierba fragante de hoy. Una isla gobernada por la hija de el titán Atlas. Una ninfa de carácter efidrídiaico, es decir una ninfa de cabellos azules, proveniente de las aguas, la cual habitaba en una gruta, dicha ninfa o espíritu de las aguas fue definida por los rapsodas ciegos como “la que oculta”. Dicha ninfa presta hoy en día su nombre a tropicales ritmos gestados en islas caribeñas. Pero su gentilicio también presto el nombre a la embarcación con base monaguesca, que comando uno de los mas ilustres marinos de origen galo, marino al cual también podemos considerar padre de arqueología submarina; el comandante Jean Jacques Costeau cuyo navío es el famoso “Calypso”, nave surco invicta todos los mares y a la cual desde aquí muestro mi mas profunda reverencia.
Calypso la ninfa acuática, yacio durante siete largos años en concupiscencia con el humano y tan carnal Odiseo, los poemas nos la describen como poseedora de una belleza sin igual, pero nuestro humano y promiscuo héroe, había perdido sus naves y no podía regresar a su Itaca natal, ya que carecía de medios puesto que había llegado a la isla Ogigia tras un naufragio orquestado por su enemigo el pérfido Poseidón rey del tenebroso ponto, al cual Odiseo escupió en sus bruces. Zeus se apiado de Odiseo enviando su mensajero Hermes, el cual ordeno a Calypso que le proporcionase los medios con los cuales salir de aquella isla , orden que Calypso sumisamente acato. Las praderas de Ogigia estaban tapizadas de lirios y de nuestra fragante invitada de hoy cuyo nombre veraz es Petrosilinum sativum.
El Petrosilinum sativum es una herbácea aromática, de origen claramente europeo , perteneciente a la gran familia de las umbelíferas, cuyas semillas germinan con gran facilidad en suelos humíferos y su ciclo de vida es de dos años. Fácilmente adaptable a todo tipo de suelos y climas. Es rico en vitaminas A, B y C, así como en hierro calcio y potasio . Los druidas lo empleamos para tratar anemias, conciliar el sueño, regular menstruaciones, así como digestivo y diurético. Poderoso afrodisíaco para las ovejas, cabras y humanos. Sin embargo no abuséis de el y ya sabéis si queréis perejil todo el año en el hemisferio norte plantadlo en Mayo. Plinio lo definió como el rey de todas las salsas. El de la foto es el cultivar “Paramount”. Tras esto dedico este post escrito en algún lugar oculto de el golfo magnifico de los Artabros, a todos los descendientes de los celtas que estáis fuera de estas verdes tierras y bravos mares que añoráis.
Post Data: Cuanto mas leo los poemas homéricos mas estoy convencido de que Odiseo era gallego y de que los griegos nos copiaron la milonga. El sentimiento de Odiseo es pura Morriña, aparte de su ingenio audaz . SAUDADE.perejil 001



Los pies de la hija de un Dios castrado.

<!– @page { margin: 2cm } P { margin-bottom: 0.21cm } –>

Cuenta Hesiodo en sus Teogonías, que la monstruosa Gea harta de los devaneos lascivos de su marido el Dios Urano, fabrico una hoz de afilados dientes de pedernal, tras ello alecciono a uno de sus hijos un titan de nombre Cronos al que Hesiodo, denomina el la mente retorcida, para que castrase a su padre Urano. Cronos en una noche oscura embosco a su padre que se dirigía a uno de sus habituales flirteos. Con su mano izquierda agarro los genitales de su padre Urano, empuñando con su mano derecha la afilada hoz los cerceno de  un certero golpe (Desde aquel entonces  se considera a la mano izquierda como señal de mala suerte). Las gotas de sangre de tal mutilación fueron recogidas por Gea dando lugar un año después al parto de las Erinias, los Gigantes y las Ninfas. Los genitales fueron arrojados al tenebroso mar apareciendo así la blanca espuma . De dicha espuma pasado el tiempo nació una doncella que arribo en la isla que hoy conocemos como Chipre . A la doncella humanos y Dioses dieron el nombre de Afrodita, siendo su belleza inigualable y bajo sus pies crecía la hierba. La belleza latinizada de sus pies, nos fue regalada a nuestros ojos por Sandro Boticceli, enmarcándola púdicamente sobre puro nácar. Nácar como el que alfombro en su día, el suelo del impresionante templo palacio de Cnossos, obra magna desarrollada hace unos 4.000 años ,en plena edad del Bronce una admirable obra de orfebrería del arte micénico, afianzando así su relación con las gentes de los mares, siendo acompañada en numerosas ocasiones acompañada de jibias y erizos de mar. Afroditas, hay varias dependiendo de los lugares y de las gentes y las épocas el, equivalente en el atlántico Norte seria Morrigán. Esta Diosa de las gentes del mar, se nos presenta en la Grecia clásica como un tanto pendón desorejada, esposa promiscua de Hefesto el Dios cojo de la fragua, se nos presenta esta Diosa de la belleza y la pasión sexual, ya nacida adulta. Casada con Hefesto, leemos que de sus devaneos con Ares el pendenciero borracho Dios de la guerra tiene tres hijos , de su apareamiento con Hermes grandilocuente Dios del comercio y a ratos mensajero olímpico nace el primer ser con dos sexos Hermafrodita , con Poseidón dios de los mares tiene otros dos cachorros. Aunque para mi el fruto de su promiscua pasión que con mas simpatías me cuenta ,es Priapo ese feo niño cabezón jardinero dotado de un sensacional miembro viril,  Dios protector de los jardines representado con unas podaderas y fruto de la pasión con Dionisios, Dios del vino y la imaginación. Lo cierto es que tanta mitología libidinosa parece encontrar respuestas en la arqueología actual, puesto que numerosas teorías arqueológicas apuntan a que en numerosos templos advocados a la Diosa Afrodita o sus variantes, se dedicaban a la prostitución sacralizada con esclavas provenientes de saqueos y guerras. Me imagino que esta prostitución sagrada seria con fines recaudatorios para el sostenimiento de los templos y santuarios. Desconozco si las hieródulas o siervas sagradas de los Dioses recuperaban el himen tras un baño en las aguas del mar como la Diosa a la que ofrecían sus tristes sacrificios.

Lo cierto es que a mi me presentaron un pie de Venus , una orquídea a la que así llaman vulgarmente. Orquídeas hay muchas como Afroditas. Mi orquídea se llama Phalaenopsis aphroditae cv. “Red Jewel”, es un cultivar realizado por la mano del hombre en tierras de la antigua Frisia, hacia mediados de los años 80 del pasado siglo, por cultivadores holandeses. Su cuidado y reproducción son bastante fáciles respetando sus parámetros de crecimiento, que son entre 18ºC y los 24ºC , les gusta la luz indirecta, las vaporizaciones a pie de planta, un substrato bien drenado aunque húmedo en su base con abonos muy ligeros al principio de primavera, a finales de primavera tras la caída de la flor se reproduce bastante bien por división de mata, pertenece a la familia de las Orchidaceae y engloba a unas 60.000 especies y cultivares creados por la mano humana, aunque su origen habría que buscarlo en los acantilados del Sudeste asiático. Dedico este post a Kike que día a día se esfuerza por ofrecerme un café digno y los fines de semana , me prepara unos camparis soberbios dignos del propio Dionisios. Un abrazo Kike a ti, que también tienes el alma de costalero.tinieblas-0051