Andrès Riveiro’s Weblog


En busca del Kraken

En estos días gélidos , en la oscuridad mis pies han estado al borde de la blanca espuma del mar en una ensenada tranquila iluminada por cálidos faroles que humean en la polar atmósfera. La bitácora terrena una vez mas besa el mar, en esta ocasión lo beso en compañía de viejas amistades con los que una vez mas paseamos por tierras que antaño pertenecieron al Ayuntamiento de Santa María de Oza y que en los albores del pasado siglo fueron tristemente anexionadas por el pujante Ayuntamiento de La Coruña. En mis paseos poca de la vegetación que me rodea llama mi atención, excepto nuestra invitada a la carta de hoy.
En esta alevosa nocturnidad encaminamos nuestros pasos en un diario ir y venir ansioso, ya llevábamos varias décadas sumergidos en una perversa y oscura obsesión que continuamente repetimos desde que eramos niños cuando nuestros pasos fueron tutelados por nuestros ancestros, abrigados y bien pertrechados de víveres una vez mas nos dirigimos cargados de optimismo, a uno de nuestros puntos de publica reunión en el que trataremos de que Fortuna nos guiñe una de sus bellas pestañas. En los petates los aparejos, las diversas artes, cabos, chicotes, cabuyerías, sedales, engaños, señuelos, anzuelos, arpones, plomos y un largo sin fin de artimañas con las que trataremos de atraer a la oscura y escurridiza bestia. La ambición claramente nos ciega, quizás sea eso lo que durante estos decenios nos ha alejado del objetivo, lo cierto es que nuestro objetivo es veraz y documentado, pero nosotros aunque con temeridad lo deseamos. solo nos enfrentamos en lance con sus minúsculos hijos, los cuales capturamos para llenar nuestros estómagos a la espera del gran Krakén . Aunque en estas ambiciosas noches capturemos sepias y calamares, en nuestro interior seguimos esperando la llegada del Krakén, el gran Krakén que aterrorizo a los feroces vikingos que hace siglos se aventuraron hasta llegar a estas costas, quizás el gran monstruo y no las galernas fuese el responsable de los drakkar sepultados en la gran bahía de los Artabros. La pesca sin fortuna el frío en nuestras orejas , el yodo en nuestros labios, las charlas con los hombres de las tabernas, han casi sepultado el ocio dedicado a la bitácora eternamente colgada en la tela de araña. Ahora ya tendré que abandonar la eterna persecución del Krakén. que aunque visita con frecuencia las redes de nuestros barcos habita mas al noreste en el mar frente a las costas pobladas por nuestros consanguineos Astures. En estos amaneceres y atardeceres he recorrido prácticamente todos los senderos que llevan al mar dentro del contorno delimitado por el cabo Prior y el cabo de San Adran, mis dos compañeros habituales ya llevan también mas de tres décadas persiguiendo a la oscura bestia que en su huir emborrona los cuadernos de la memoria, ya llevamos tres décadas de pequeños accidentes consecuencia de la azarosa persecución del Krakén , pero la mayor parte de los días nuestros pies se han dirigido por los senderos del parque de San Diego, a un tiro de mosquete del fenecido castillo de San Diego, la desaparición del patrimonio histórico artístico de esta parte de mi ciudad me entristece, así como la falta de atención hacia los enormes yacimientos arqueológicos submarinos que pueblan nuestra costa me exasperan, yo sinceramente creo que una vez mas tenemos que mirar y mimar nuestro mar, puesto que nuestro futuro depende no solo de la tierra que pisamos, si no del mar que nos baña en igual medida. Ahora que la luna cae, el retorno a tierra vuelve, en el huerto varios arboles por distintos motivos deben ser podados, cambiando así una vez mas las manos los aparejos y el rumbo, esperando por otra parte con este cambio de ruta de disponer de mas tiempo para los cuadernos que cuelgo en un anaquel tejido por una tela de araña.
Una vez retomado el timón intentare centrarme en el vegetal que mas me ha llamado la atención estos días que proviene de unas tierras situadas en las antípodas, es un testigo mudo que habita en este planeta desde la era Jurásica , ha sobrevivido a los dinosaurios y nos ha conocido desde nuestros orígenes aunque en estos pagos es una recién llegada a la cual le deseo una larga vida en este despoblado parque de San Diego. Y cuyo nombre veraz es Dicksonia antartica. Pediros disculpas por la demora en escribir ya que no solo la eterna búsqueda del Krakén turbo mi bitácora, también son días en que ocupe el tiempo en comenzar a construir un barco del cual os iré mandando fotos . son días en los que en mis subidas y bajadas por la calle mas musical de esta ciudad paro a charlar y a beber con personas como Don José Temprano, agitador cultural e historiador, ilustre vecino de este barrio al cual desde aquí dedico este post y me comprometo a colaborar en el ambicioso proyecto cultural desarrollado por Don José Temprano y la asociación Bardos Cultural. Y un saludo para Cholo uno de los mejores humoristas que habitan el planeta y para este mi barrio.



Escrito antes de que la noche oscurezca, para hablar sobre los frutos exoticos.

Alcanza hoy Selene el argénteo esplendor en el silencioso firmamento, su rostro sereno es umbroso y desfigurado por los cúmulos ensombrecidos , empujados a salivazos por el fatídico Eolo . El telón de fondo encapotado en siniestros y oscuros cirros empuja la borrasca que oculta Venus, la atmósfera y la fecha empujan a la reflexión, la reflexión empuja a la memoria, la memoria al recuerdo todo ello instintiva y carnalmente se convierte en tinta digital derramada sobre las bitácoras. Cerridwen , Berenice, Oshun y Fata Morgana son cuatro viejas brujas que a estas horas toman una edificante infusión de salamandra negra, sentadas sobre sus escobas, balanceando en el aire sus peludas piernas , mientras que observan como Golum expulsa la bestia triunfante de la ambición para convertirse en un pérfido ser habitante de las tierras cenagosas. Saborean extasiadas el acre sabor de la salamandra, necesaria para desarrollar esas hermosas vellosidades en sus purulentas verrugas, mientras sus largos y cónicos capirotes se mecen al favor del rumbo del viento dominante. Hoy es noche y bitácora de brujas que siguen marcando tendencias en la moda con ese siempre elegante color negro. Hoy es noche de bromas y guiños, de fraternales abrazos.
Es una noche en que macabras y descerebradas calabazas naranjas iluminan con tenue luz las impolutas paginas de los cuadernos dispuestos a ser marcados y cifrados por las defensas de los kraken. Cuadernos surgidos de la solitaria y libertaria imaginación, que reflejaran sentimientos destinados a ser digitalizados y soterrados, en filosas y desangeladas bibliotecas publicas. Cuadernos impresos para ser encerrados la cruel mazmorra del anaquel , que serán custodiadas en cruel prisión por cualquier discípula engreída y errada de las danzarinas musas. Hoy es noche oscura que envuelve misterios de los hombres y de las almas . Es noche en la que bromas inocentes y crueles alivian el sadismo de los humanos. Es noche en que las almas tornan pena disimulada con fragantes flores frescas que homenajean en graníticas lapidas a quienes perviven en nuestros sentimientos y humedecen nuestras mejillas con la salada y limpiadora lagrima. Es noche en la que los lobos daban un ultimo aliento aullido, para fenecer en cruel trampa en resoluta lapidación motivada por la supervivencia humana, frente al cánido depredador. Traicionado y mordido por los de su estirpe domesticada, engañado con sutileza por los balidos de un inocente cordero ubicado en el centro de un foso. Un foso para bestias ubicado a los pies de la torre de fuego que ilumina el cabo Vilan , una torre de fuego protectora y salvadora, para aquellos que en sus aguas osan aventurarse a la caza de los hijos retorcidos y cabezones del sucio kraken. Una torre de fuego que ilumina los peligros de los sacrificios humanos en forma de naufragios, que empujan a las las graníticas cruces que salpican esta “Costa da Morte”, llenando nuestras costas no solo de restos humanos diversas mercancías y un sin fin de paseos por los sueños rotos. Una costa salpicada de temerarios cormoranes desafiantes de cualquier tipo de gravedad . Una costa de la que zarparon hombres con patente de corso, rumbo al mexicano puerto de Veracruz con un ahora antojado romántico bergantin abanderado bajo una bandera pirata negra erecta en el mástil con dos tibias cruzadas y un cráneo de cualquier Gerión perdido. Un negro bergantin embreado y fabricado con nobles frutos de estas costas que orgulloso enarbolaba en su proa estilizada y lustrosa cual cormoran, ostentaba su nombre: “La Constancia de Galicia” . Cuyo patrón era un tal Ambrosio…
.
Es una noche de truenos, de viento de cuentos y de litúrgica memoria para las animas, una noche en la cual almas en pena ebrias, se deslizan vestidas cual burlescos imitadores disfrazados de conde Dracula y vampiresa consorte ampliamente aromatizada con “Bloody Mary”, que se evapora hasta el alfeizar de mi ventana en la que veo las tristes y temblorosas siluetas, que se deslizan en pasos sinuosos por la empedrada, mojada y resbaladiza calle a cuyo final se dibujan desnudas las crueles figuras musgosas de los arboles de la sabiduría. Es una noche de cuentos sombríos para los mas inocentes de la casa , una noche que se alargara hasta el solsticio de invierno. Una noche que da comienzo al mes de Samain, en la cual los celtas celebramos el final del verano . Una noche en la que en un cálido lugar de esta singular y mágica “Costa da Morte” deguste al mediodía un tierno jabalí con castañas y a la noche un pulpo con castañas. Las castañas son un exótico fruto llegado a estas inhóspitas tierras , de las manos de algunos piratas al servicio de un imperio cuya capital fue la eterna ciudad de Roma , hace algunos años . Un fruto sobre el cual se han escrito océanos de tinta desde la mas remota de las escrituras, un fruto al cual la ciencia botánica cristianiza con el nombre de Castanea sativa. L. y cuyos frutos lucen lustrosos. Post dedicado a los que hacen uso de la memoria, para mantener la vida.castañas 015