Andrès Riveiro’s Weblog


Parrafos sobre los pies ligeros.
4 noviembre 2009, 21:34
Filed under: horticultura | Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

“Canta, oh Diosa, la cólera del Pelida Aquiles,
cólera funesta que causó infinitos males a los Aqueos…”
Así comienza la literatura occidental, con un canto a la ira de un mortal . Así comienza nuestra literatura con una advocación a la cólera del frágil héroe mortal, un héroe que parecía imbatible en el campo de las lides bélicas, pero que también cayo ante el fango de la derrota y el hilo segado velozmente por las parcas que tejen la rueca. Hoy yo también he besado el fango de la derrota en la labor, viento y lluvia me han ayudado mas bien poco. Los primeros fríos han hecho su aparición, con ellos en el huerto han brotado las primeras hojas que acompañaran noblemente a los mas suculentos perniles porcinos, los repollos lucen hermosos para ser troceados en calientes potes que sustentaran las manos, buche y espíritu de quien subscribe la bitácora. Pero hoy la labor no era únicamente cosechar frutos previamente plantados, urgen también otras labores. Las labores en el cultivo de la tierra son como en la tauromaquia si el tiempo lo permite, debemos apresurarnos pues el manto de Selene empieza a tapar el níveo rostro, en breves días en cuanto el cuenco se derrame , en verdad el cielo nos mostrara su verdadera cólera. Pasar horas embutido en ropa de aguas no es tarea fácil, los movimientos se vuelven torpes la tierra enfangada hace que el caminar sea plomizo y lento, de una lentitud exasperante que se torna en cólera Aquilea, el viento incesante bate mi espalda , lluvia fría y acerada golpea incesante la capucha que protege mis sensuales y mas que desarrollados conductos auditivos, las manos bastas como lijas están reblandecidas cual castañas pilongas hidratadas. Al atardecer, antes de que la luz desaparezca en el Océano, siento correr diluida en agua mi sangre, la determinación ya es otra. Una bíblica zarza ha osado arañar mi mano , con lo cual la cólera del Pelida Aquiles resucita en mi corazón, mi determinación es ahora retrearle el crecimiento la zarza que me ha herido y a otras acompañantes, pero antes del sacrificio, decido sacarle una foto a la invitada musa que me acompañara en mi bitácora hoy. Tras ello procedo la correspondiente ejecución de la sentencia cual entusiasmado verdugo, ejecutándola con brevedad y frialdad auxiliado de modernos medios mecanizados poco ortodoxos para los druidas clásicos. Transcurrido el deceso vegetal acompaño en sigiloso sepelio a los restos postrandolos en la pila del compost, donde iniciaran una vez mas el camino del eterno retorno. Cae profundo y oscuro el telón de la noche , la luz toca su fin pero no termina el día. Con ropa mas cálida, sobre mis humidificas carnes, la tibieza del fuego en la cocina, mi cuerpo recobra el animo y mis dedos fluyen hacia el teclado para grabar magneticamente la bitácora.
Hoy la inspiración proviene una vez mas de la literatura y en concreto de su primer héroe presentado, un héroe como todos los héroes, mortal y perecedero. Ese Aquiles cuya alma dice Pausanías en su Heroica que recita los versos del inmortal Homero a los héroes que fenecieron en la conquista de Ilion, recita los inmortales versos en una isla situada en el Mar Negro a la desembocadura del azul Danubio llamada, si la memoria no me vence: Leuce. Una inspiración que proviene del séptimo hijo de su madre la protectora ninfa marina Tetis que quemando ambrosía sobre sus hijos los hacia inmortales después de bañarlos en la laguna Estigia . Séptimo hijo de Peleo , aquel a quien Zeus reglo un ejercito de hormigas convertidas en guerreros. Pero Aquiles el mas veloz de los hombres , aquel de los pies ligeros, muere. Cae y besa el fango, un fango que tiene el sabor de la sangre de los caídos en el fragor de la batalla. Cae ante el dardo de Paris, una saeta incrustada en el tendón del talón lo derriba y siega su vida según su biógrafo Publio Papinio Estacio, en su inacabada obra la Aquileida. Cayo la vida del colérico héroe de pies ligeros, como cayeron ante mis pies las bellas inflorescencias , la las cuales arranque la vida con un afilado y acerado instrumento.
El mito de Aquiles ya ha quedado demostrado que viene de antiguo, así como de antiguo proviene el conocimiento de la humanidad hacia nuestra hasta ahora misteriosa invitada al post de hoy. Virtudes loadas por quienes padecen males estomacales, intestinales, de ansiedades, varices y hemorroides . Proporcionando una invulnerabilidad a quienes de sus propiedades salutiferas recurren. Comúnmente conocida como Milenrama o Aquilea el nombre veraz de esta planta perteneciente a la familia de las compuestas es : Achillea millefolium L.
Post dedicado a Mino Muxián y a todos los que como a él salen a faenar en noches como esta y les deseo la invulnerabilidad frente al mar y que mañana las estachas permanezcan trincadas en el norai.choiva 006

Anuncios


Escrito antes de que la noche oscurezca, para hablar sobre los frutos exoticos.

Alcanza hoy Selene el argénteo esplendor en el silencioso firmamento, su rostro sereno es umbroso y desfigurado por los cúmulos ensombrecidos , empujados a salivazos por el fatídico Eolo . El telón de fondo encapotado en siniestros y oscuros cirros empuja la borrasca que oculta Venus, la atmósfera y la fecha empujan a la reflexión, la reflexión empuja a la memoria, la memoria al recuerdo todo ello instintiva y carnalmente se convierte en tinta digital derramada sobre las bitácoras. Cerridwen , Berenice, Oshun y Fata Morgana son cuatro viejas brujas que a estas horas toman una edificante infusión de salamandra negra, sentadas sobre sus escobas, balanceando en el aire sus peludas piernas , mientras que observan como Golum expulsa la bestia triunfante de la ambición para convertirse en un pérfido ser habitante de las tierras cenagosas. Saborean extasiadas el acre sabor de la salamandra, necesaria para desarrollar esas hermosas vellosidades en sus purulentas verrugas, mientras sus largos y cónicos capirotes se mecen al favor del rumbo del viento dominante. Hoy es noche y bitácora de brujas que siguen marcando tendencias en la moda con ese siempre elegante color negro. Hoy es noche de bromas y guiños, de fraternales abrazos.
Es una noche en que macabras y descerebradas calabazas naranjas iluminan con tenue luz las impolutas paginas de los cuadernos dispuestos a ser marcados y cifrados por las defensas de los kraken. Cuadernos surgidos de la solitaria y libertaria imaginación, que reflejaran sentimientos destinados a ser digitalizados y soterrados, en filosas y desangeladas bibliotecas publicas. Cuadernos impresos para ser encerrados la cruel mazmorra del anaquel , que serán custodiadas en cruel prisión por cualquier discípula engreída y errada de las danzarinas musas. Hoy es noche oscura que envuelve misterios de los hombres y de las almas . Es noche en la que bromas inocentes y crueles alivian el sadismo de los humanos. Es noche en que las almas tornan pena disimulada con fragantes flores frescas que homenajean en graníticas lapidas a quienes perviven en nuestros sentimientos y humedecen nuestras mejillas con la salada y limpiadora lagrima. Es noche en la que los lobos daban un ultimo aliento aullido, para fenecer en cruel trampa en resoluta lapidación motivada por la supervivencia humana, frente al cánido depredador. Traicionado y mordido por los de su estirpe domesticada, engañado con sutileza por los balidos de un inocente cordero ubicado en el centro de un foso. Un foso para bestias ubicado a los pies de la torre de fuego que ilumina el cabo Vilan , una torre de fuego protectora y salvadora, para aquellos que en sus aguas osan aventurarse a la caza de los hijos retorcidos y cabezones del sucio kraken. Una torre de fuego que ilumina los peligros de los sacrificios humanos en forma de naufragios, que empujan a las las graníticas cruces que salpican esta “Costa da Morte”, llenando nuestras costas no solo de restos humanos diversas mercancías y un sin fin de paseos por los sueños rotos. Una costa salpicada de temerarios cormoranes desafiantes de cualquier tipo de gravedad . Una costa de la que zarparon hombres con patente de corso, rumbo al mexicano puerto de Veracruz con un ahora antojado romántico bergantin abanderado bajo una bandera pirata negra erecta en el mástil con dos tibias cruzadas y un cráneo de cualquier Gerión perdido. Un negro bergantin embreado y fabricado con nobles frutos de estas costas que orgulloso enarbolaba en su proa estilizada y lustrosa cual cormoran, ostentaba su nombre: “La Constancia de Galicia” . Cuyo patrón era un tal Ambrosio…
.
Es una noche de truenos, de viento de cuentos y de litúrgica memoria para las animas, una noche en la cual almas en pena ebrias, se deslizan vestidas cual burlescos imitadores disfrazados de conde Dracula y vampiresa consorte ampliamente aromatizada con “Bloody Mary”, que se evapora hasta el alfeizar de mi ventana en la que veo las tristes y temblorosas siluetas, que se deslizan en pasos sinuosos por la empedrada, mojada y resbaladiza calle a cuyo final se dibujan desnudas las crueles figuras musgosas de los arboles de la sabiduría. Es una noche de cuentos sombríos para los mas inocentes de la casa , una noche que se alargara hasta el solsticio de invierno. Una noche que da comienzo al mes de Samain, en la cual los celtas celebramos el final del verano . Una noche en la que en un cálido lugar de esta singular y mágica “Costa da Morte” deguste al mediodía un tierno jabalí con castañas y a la noche un pulpo con castañas. Las castañas son un exótico fruto llegado a estas inhóspitas tierras , de las manos de algunos piratas al servicio de un imperio cuya capital fue la eterna ciudad de Roma , hace algunos años . Un fruto sobre el cual se han escrito océanos de tinta desde la mas remota de las escrituras, un fruto al cual la ciencia botánica cristianiza con el nombre de Castanea sativa. L. y cuyos frutos lucen lustrosos. Post dedicado a los que hacen uso de la memoria, para mantener la vida.castañas 015



la herramienta del druida

Cada día me resulta mas complicado escribir el blog, no es por falta de ideas o de temas. El motivo de esta dificultad es el tiempo, escribo los post en días de lluvia, cuando no puedo trabajar los verdes campos consagrados a Ainé, Diosa celta de la fertilidad y de los campos. Apenas tengo tiempo cuando los días crecen y aumentan las horas solares, de mi trabajo de ahora depende mi alimento y el de los míos para los tiempos de frío, que es cuando vienen las grandes cosechas. Son estos momentos de conocimiento y de ardua labor para obtener los frutos deseados. Debo consultar el firmamento mirar a Selene, observar las criaturas del cielo y de la tierra ellos determinaran las siembras y cosechas venideras. Debo preparar campos, abonos, semillas y tener `preparada la herramienta adecuada.
Sin las herramientas adecuadas, las labores son penosas, la mayoría de las herramientas empleadas en la horticultura fueron inventadas en el Neolítico, en tiempos perdidos en la noche de la humanidad. En esa noche lejana y brumosa los humanos, dejamos de vagar nomadamente y decidimos echar raíces en un sitio. Sin agricultura no hay civilización, no existirían las ciudades, los pueblos. No existiría la civilización en definitiva, seguiríamos siendo cazadores recolectores.
Hoy en mi post hablare de una de esas herramientas, es una herramienta que mi maestro el buen druida Panoramix llevaba en su cíngulo colgando y la empleaba para recoger las hierbas necesarias para elaborar cualquier poción mágica, cuando gano mi maestro un concurso de druidas le regalaron una muy poco útil de oro macizo y nulo corte. Yo siendo su díscolo discípulo también poseo una. Mi herramienta ha sido forjada hace unos 25 años aproximadamente, por un discípulo de Hefesto el hijo tullido de Zeus, que fue maestro de la fragua y de otras artes, de hecho Hefesto construyo la morada de sus padres Zeus y la celosa Hera, así como el ánfora que acogería los restos mortales del héroe fenecido en la guerra de Troya, Aquiles. En su fragua aun operativa en Stromboli. El discípulo de Hefesto que fabrico mi herramienta, no fabrica escudos de oro para héroes virgilianos como Eneas, fabrica herramientas para vulgares mortales como yo. Ese maestro del hierro , carece de mil yunques, solo tiene dos y su fragua no esta en una concurrida y turística isla del mediterráneo. Su fragua esta situada en plena Costa da morte, en tierras atlánticas, donde lluvia, viento y bruma son habituales. Esta fragua esta situada a escasos metros de lo que fue el mas insigne de nuestros Bardos. Ese bardo que nos dio un himno a los gallegos, que definió como nadie nuestra cultura y reconoció a nuestro padre Breogan, el nombre de de ese Bardo que capto nuestra identidad como nadie fue Eduardo Pondal y su casa esta situada en Ponteceso tierra de la tribu celta de los Nemancos. Mi Hefesto particular forjo en su fragua una aleación de hierro y cobre para imprimir mayor dureza a mi herramienta. Esa aleación me permite afilarla continuamente y realizar con ella los mas duros trabajos.
Herramientas como la mía se encuentran hoy en numerosos yacimientos arqueológicos con 12.000 años de antigüedad, aunque el diseño sigue siendo el mismo en aquellas épocas para su fabricación se empleo el pedernal. Con esa herramienta un Dios castro a su padre pero sobre ese tema es mejor que visitéis mi post https://andresriveiro.wordpress.com/2009/02/11/los-pies-de-la-hija-de-un-dios-castrado/.
Mi herramienta aun hoy en dia no solo es emblema de la mas noble de las artes, la agricultura. Es símbolo de partidos políticos y organizaciones meramente especulativas como la masonería. Mi herramienta también ha sido empleada como arma letal, es una herramienta de corte cuyo uso es para recolectar . Su nombre latino es faus, y en la lengua de los castellanos que empleo para escribir los post es hoz, en mi lengua materna de la cual soy ágrafo porque la hablo pero no la escribo es foz. Empleadla con cuidado ya que nos puede dejar tullidos cual Hefesto. Dedico este post a Marieta, la cual se dice comunista , pero vive en el mas atroz de los capitalismos. Claro esta que mi querida Marieta siempre ha vivido la vida con una postura mas estética que ética y que su orgullo le impide reconocer un error. Pese a ello somos muchos las que la amamos y desde aquí le enviamos un beso y un abrazo deseándole una felicidad eterna muy difícil de alcanzar. Va por ti Marieta que bailas en nuestras almas y corazones. Un abrazo a todos los lectores y buenas cosechas para las buenas siembras. Con sentimiento… choiva 023