Andrès Riveiro’s Weblog


Flores y tumbas sobre la dorada mar dulce.

Cuarenta años antes de el tropiezo del mercenario Cristobal Colón con un nuevo continente al que en siglos venideros se llamaría América, en la primavera de 1452 una dama y su séquito apuraban el paso para abandonar el entonces convulso reino de Navarra con rumbo al mas pacifico reino de Aragón . Aquella dama en avanzado estado de gestación, se había encaprichado en parir en tierra Aragonesa, hizose pues acompañar de los mas aguerridos y temerarios caballeros de la época, mas de uno de aquellos feroces escoltas ya habría hendido al medio y desmembrado a mas de un hombre en singular combate. Con tan sanguinaria escolta la dama apuro las caballerizas hasta el fronterizo caserón atalaya de Sada , situado en la aragonesa Sierra de la Peña. El nombre de aquella dama era Doña Juana Enriquéz, la cual apenas aposento sus reales nalgas en territorio aragonés pusose a realizar su parturienta labor. De aquel parto vino al mundo un orondo retoño al cual en la bautismal pila se le impuso el nombre de Fernando. En el devenir de los años aquel niño se convertiría en uno de los hombres que mas ha influido en la historia de la humanidad, convirtiéndose en un rey astuto valiente y fornicador que reinaría con el nombre de Fernando II de Aragón y consorte de la corona de Castilla , aunque seria mas conocido como Fernando “El católico”. Viudo ya de su primera mujer Isabel reina de Castilla y casado ya con Germanía de Foix sobrina del rey de Francia , en Noviembre de 1514 determina que el lebrijano Juan Diaz de Solís parta hacia las nuevas tierras en busca de un paso marítimo hacia las islas Molucas , fabulosas islas de las valiosas especias cuyo peso valía mas que áureo metal.
Los preparativos de dicha expedición serian realizados en secreto en la onubense localidad de Lepe, para no despertar las iras de la monarquía portuguesa las embarcaciones que habrían de tomar parte en la expedición “botánica” , serian tres carabelas de escaso calado y una escueta tripulación de 60 hombres, una vez avituallados y pertrechados los navíos , zarparían del puerto de La Bonanza sito en las gaditanas costas de la localidad de Sanlúcar de Barrameda, partieron en la marea alta rumbo al sur acompañados de buen viento de poniente que predomina en la Bahía de Cadiz. Antes de salir a cumplir con la encomienda real , recibirían los obligados sacramentos católicos de la confesión y comunión, lo cual ya auguraba sobriamente la dificultad de tal viaje. Despidiéndose de las costas gaditanas el 8 de Octubre de 1515. Hacen escala en la isla de Tenerife, de donde marcan derrota hacia las costas brasileñas, siguen la cuaderna del Sur y en un caluroso Febrero, sudorosos , hastiados, famélicos; aquellos hombres hayan un enorme y arenoso estuario, es tan ancha la desembocadura del río que los experimentados marinos creen haber descubierto un mar de agua dulce y por lo tanto así deciden cristianizar a tal paraje , denominándola en su cuaderno de bitácora como “La mar dulce”. Pero aquellos hombres de dulces tenían poco, eran ambiciosos mercenarios al servicio de un ambicioso rey, un rey que se hizo respetar con la siniestra figura del Santo Oficio Inquisitorial en cuyas hediondas hogueras se deshizo de mas de un amigo y enemigo. Un rey que inicio su dinastía siendo consorte y alcanza su corona tras el fatídico asesinato de su hermano, algo muy habitual en las longevas dinastías de las monarquías europeas. El propio piloto mayor que comandaba la expedición , Juan Diaz de Solís era un veterano mercenario marítimo, cuyos huesos habían sido enviados a mazmorras en diversas ocasiones, había doblado el cabo de Buena Esperanza , conociendo las costas africanas y asiáticas. Antes de estar al servicio de la corona castellano – aragonesa, había servido a franceses y portugueses los cuales habían puesto precio a su duro cuero. Esos hombres portaban las mas eficaces armas de guerra de la época, amen de los inestimables caballos y bravos perros cimarrones protagonistas indispensables en sus gestas, el acero de sus armas era el mas duro salido de las armerías de Toledo así como sus cotas de malla, corazas y cascos. Solis navega pegado a la costa oriental del magnifico estuario de el hoy conocido como Río de la Plata, cuando fallece el pañolero , en ese momento el ojo a avizor de la torreta del vigía canta una isla. Resueltos a dar cristiana sepultura al pañolero en dicha isla proceden a su enterramiento y dicha isla desde entonces es conocida tal porción de tierra firme con el nombre de ese tripulante: “Isla de Martín García”. Solís una vez finalizadas las exequias fúnebres, sondea los fondos, desconfiá de los calados, las sondas indican calados bajos , fangos arenosos, temeroso de enquillar avanza mas al norte y vuelve a virar hacia la banda oriental esta vez solo con la carabela de menor calado comandando una fatídica expedición. Las otras dos embarcaciones fondean el ancla en el recién inaugurado cementerio al objeto de pertrechar las naves. Solis toma tierra firme, así como toma posesión de la misma en el nombre de su ambicioso patrón. Tras ello haya la muerte, emboscado por la población autóctona, falleciendo en el ataque el y ocho de sus hombres, salvándose del ataque el niño grumete Francisco del Puerto el cual vivió con la población autóctona hasta su rescate años después por Sebastian Gaboto, pero esa historia la imaginare quizás otro día. Hoy solo me queda imaginar que sobre esas primeras sepulturas de aquellos ambiciosos marinos nace mi invitada al post de hoy. Hoy os presento a la Lantana montevidensis una verbenaceae , que crece a lo largo de todos los ríos que dan lugar a la mar dulce y actualmente son las repúblicas de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Post dedicado a una cuarta personalidad algorítmica, asi como a los que viven en esas costas fluviales y les gustan las flores. Desconozco otra utilidad de la planta que no sea la de alegrar mi pupila en mi jardín.flores 001

Anuncios


la papaya de mi madre.
15 agosto 2008, 10:03
Filed under: horticultura | Etiquetas: , , , , , , ,

<!– @page { size: 21cm 29.7cm; margin: 2cm } P { margin-bottom: 0.21cm } –>

Mi mami había descubierto la papaya ya hace unos añitos en Brasil, desde entonces ese fruto ya ha empezado ha compartir con nosotros mesa y mantel, no obstante desde hace unos meses llega de forma habitual la frutería del barrio , con lo cual se convertido en un huésped diario de mi mesa. Como no he podido sacar ninguna foto de un árbol llamado Carica papaya , fui a la frutería y elegí la mas bella modelo que tenían, avidamente la fotografié sin ropa interior y con sadismo la abrí en canal . A continuación llame a mi madre para que devorase sus entrañas sin contemplación . Particularmente a mi este digestivo y fresco fruto originario de México me resulta demasiado dulce. Si es digestivo es debido a sus altos contenidos en papaína una enzima que mantiene a raya los ácidos estomacales , también garantizara que vuestras entrañas estén libres de lombrices. A este fruto lo denominan así mismo mamón. ¿Por que sera?.