Andrès Riveiro’s Weblog


Sobre la fragante pradera de la isla en la que habitaba aquella que oculta.

Una vez mas volvemos al largo viaje, al eterno viaje del hombre que regresa a su casa después de la dura batalla , volvemos al héroe de prodigioso ingenio, un héroe protegido por los sabios ojos de la lechuza, aquella diosa que puede ver en la oscuridad, un héroe muy humano . Volvemos al héroe cuya epopeya quizás fue cantada en las primeras ocasiones por aquellos rapsodas que habían perdido la vista ,en el fabuloso palacio de mas de mil estancias creado por el no menos fabuloso rey Minos. Arthur Evans creyó firmemente en su búsqueda inspirándose en los cantares de ciego de la edad del bronce mediterráneo, transmitidos agrafamente generación tras generación , siglo tras siglo, escritos posteriormente en mármoles, pieles de cordero, papel y hoy en soporte digital. Copiados en monasterios medievales en “scriptorium”, por monjes copistas que ni siquiera sabían leer escribir y gracias a los cuales llego a nuestros ojos lectores, hoy en día.
Nuestra compañera e invitada de hoy, aparece situada y referenciada evidentemente en el relato sobre las andanzas y luchas de Odiseo. Arthur Evans afirmo que el laberinto del Minotauro era el propio palacio de Minos el fantástico rey cretense, el misterioso palacio de los escudos en forma de ocho. A los pies de tan policromada construcción evidentemente crecía nuestra invitada de hoy, evidentemente muchas de sus majestuosas ánforas la contuvieron en sus suculentos y apetitosos caldos, con lo cual también formo parte de los majestuosos tesoros de Minos así como de su prodigioso y anticipado pueblo.
Pero la homérica referencia se produce en otra isla, en una mágica ínsula llamada Ogigia cuya situación es incierta como la mayoría de los paisajes homéricos, una isla cuyas praderas se encontraban tapizadas por bellos lirios y mi anfitrionada hierba fragante de hoy. Una isla gobernada por la hija de el titán Atlas. Una ninfa de carácter efidrídiaico, es decir una ninfa de cabellos azules, proveniente de las aguas, la cual habitaba en una gruta, dicha ninfa o espíritu de las aguas fue definida por los rapsodas ciegos como “la que oculta”. Dicha ninfa presta hoy en día su nombre a tropicales ritmos gestados en islas caribeñas. Pero su gentilicio también presto el nombre a la embarcación con base monaguesca, que comando uno de los mas ilustres marinos de origen galo, marino al cual también podemos considerar padre de arqueología submarina; el comandante Jean Jacques Costeau cuyo navío es el famoso “Calypso”, nave surco invicta todos los mares y a la cual desde aquí muestro mi mas profunda reverencia.
Calypso la ninfa acuática, yacio durante siete largos años en concupiscencia con el humano y tan carnal Odiseo, los poemas nos la describen como poseedora de una belleza sin igual, pero nuestro humano y promiscuo héroe, había perdido sus naves y no podía regresar a su Itaca natal, ya que carecía de medios puesto que había llegado a la isla Ogigia tras un naufragio orquestado por su enemigo el pérfido Poseidón rey del tenebroso ponto, al cual Odiseo escupió en sus bruces. Zeus se apiado de Odiseo enviando su mensajero Hermes, el cual ordeno a Calypso que le proporcionase los medios con los cuales salir de aquella isla , orden que Calypso sumisamente acato. Las praderas de Ogigia estaban tapizadas de lirios y de nuestra fragante invitada de hoy cuyo nombre veraz es Petrosilinum sativum.
El Petrosilinum sativum es una herbácea aromática, de origen claramente europeo , perteneciente a la gran familia de las umbelíferas, cuyas semillas germinan con gran facilidad en suelos humíferos y su ciclo de vida es de dos años. Fácilmente adaptable a todo tipo de suelos y climas. Es rico en vitaminas A, B y C, así como en hierro calcio y potasio . Los druidas lo empleamos para tratar anemias, conciliar el sueño, regular menstruaciones, así como digestivo y diurético. Poderoso afrodisíaco para las ovejas, cabras y humanos. Sin embargo no abuséis de el y ya sabéis si queréis perejil todo el año en el hemisferio norte plantadlo en Mayo. Plinio lo definió como el rey de todas las salsas. El de la foto es el cultivar “Paramount”. Tras esto dedico este post escrito en algún lugar oculto de el golfo magnifico de los Artabros, a todos los descendientes de los celtas que estáis fuera de estas verdes tierras y bravos mares que añoráis.
Post Data: Cuanto mas leo los poemas homéricos mas estoy convencido de que Odiseo era gallego y de que los griegos nos copiaron la milonga. El sentimiento de Odiseo es pura Morriña, aparte de su ingenio audaz . SAUDADE.perejil 001



El árbol de las aves.

cerezas 003Negras tormentas empujadas con furia por Eolo, amenazan mis tierras, un día mas me refugio en este cuaderno de singulares singladuras, fondeando el ancla hoy en la cocina, en el lar. A mi memoria hoy viene mi postre, no es que me haya sentado mal al estomago, pero si es un fruto de la tierra que siempre evocara mi niñea con mis padres y familia. La flor de este árbol es mi flor favorita a la vez que su fruto para mi es una de las mayores delicias que puedo llevar a mi paladar. Recuerdo que cuando era el mas joven de mi clan, mi familia me alentaba a subir por su madera noble con el fin de obtener sus frutos,para regalía de nuestras bocas. En aquellas épocas disfrutaba de buenas lecturas de autores clásicos comiendo los susodichos frutos, escupiendo los huesos de este fruto, disfrute de la vida de los hombres, de los héroes y de esos dioses con una complicada vida domestica. Tense el arco de madera de tejo con Odiseo rey de Itaca, ayudandole a si a matar los pretendientes de la tejedora Penelope, que habían abusado de la hospitalidad de su casa. Entre en Troya con los aqueos de crueles lorigas dentro de un caballo gigante. Cante con Virgilio el poeta oficial de Augusto , las loas a Eneas el hijo de Afródita , educado por las ninfas y los centauros. Con Eneas viaje a la tierra de Alejandro el grande, conocí a los habitantes de Cartago y me quede prendido de la belleza de la reina Dido, subí con el a las tierras del rey Latino y asistí a sus esponsales con Lavinia. Fui también comadrona de su hijo Silvio. Comiendo sus frutos, sentado a la sombra de manzanos descubrí con el las bestiales criticas de Juvenal hacia la corrupta ciudad eterna urbis et orbis, Roma. Fundada por los descendientes de aquel viajero troyano llamado Eneas. Gracias a otro Romano Plinio descubrí , que el general Luculo fue quien llevo este árbol a la eterna ciudad y de ahí llegaría a nuestras tierras consideradas antaño el fin del mundo. Luculo aficionado y reputado gastronomo trajo a nuestra estrella del post desde las tierras de los Helenos. Y en tierras de los metódicos helvecios probé un dulce licor realizado con sus frutos, aunque a mi los licores dulces no me gustan.

Pero no todo es occidente en esta bola redonda que gira en un infinito sin fin, también existe oriente y su mirada rasgada que nos ofrece su visión sobre nuestra estrella invitada. En Japón a la estrella invitada de hoy la consideran un Dios viviente y existen dioses vivientes con sus templos shinto que los albergan desde hace unos 1700 años, es mas esta religión animista que posiblemente sea la religión mas antigua del mundo, ha desarrollado un arte para contemplar su espectacular floracion un arte desarrollado durante numerosos festivales de índole sacro, en las numerosas islas que componen el país donde nace el sol . Ese arte se denomina hanami , el arte de ver las flores. El arte de contemplar estas flores se denomina en concreto sakura hanami y las familias en pleno acuden a los numerosos parques y jardines a embelesarse de tan bellas flores. En mi piel llevo tatuadas varias de estas sakuras, ya que tenia una necesidad irresistible de que estas flores me acompañasen a lo largo de mis días en esta bola redonda que baila eternamente de una forma elíptica. Aunque en Japón originariamente tienen otra especie distinta a la nuestra. Aunque en occidente y oriente sus flores anuncian la llegada de la ansiada primavera.
Ahora ya bien mediado el post debo de relatar las propiedades y usos de mi amado árbol , su madera es muy apreciada para el uso de muebles, de sus hojas la contaminante e hipócrita industria farmacéutica obtiene flavinoides, antioxidantes, y salicatos. Con lo cual podemos usarlo en infusión como diurético febrífugo y antirreumático. Llegados a este punto la mayoría de los ávidos lectores de esta mi peculiar bitácora ya habrán adivinado que estoy hablando de el cerezo. O Prunus avium que es su veraz nombre en el lenguaje científico. Las cerezas que estos días he estado saboreando pertenecen a la variedad “New star” y han llegado a mis manos desde las cacereñas tierras del valle del Jerte. Llegados a este punto solo me queda dedicarle el post de hoy a mi futbolista favorito Agus. Un abrazo y que cumplas muchos mas . TKM tío.